martes, 29 de julio de 2008

Tortilla de patatas con cebolla y pimiento verde

Una preparación típica para llevar de excursión, para el campo o la playa.
Pasar por este enlace si gustáis, creo puede interesar.
Empezamos poniendo en una sartén con aceite de oliva virgen extra una cantidad generosa de cebolla picada, empezamos a pocharla y
le añadimos un pimiento verde troceado, seguimos pochando y añadiendo
la patata cortada en lascas, hay quien le gusta poner la patata en pequeños dados, salamos y a fuego moderado la vamos cociendo/friendo hasta que la patata este bien blanda
y con un ligero color a tostado.
Ponemos todo en un colador para quitar aceite.
Batimos los huevos, en este caso cinco unidades para 4 patatas hermosas.
El batido nos tiene que quedar espumoso y
le añadimos la patata dejando un minuto o dos para que la patata se empape del huevo.
En una sartén, adecuada para el tamaño de la tortilla que queramos, le ponemos un poco de aceite, el justo para mojar toda la superficie de la misma, la calentamos a fuego moderado y ponemos la cantidad deseada para una tortilla. Cuando empiecen ha salir en la superficie los primeros gorgoritos, en la fotografía se ven dos claramente, le damos la vuelta con la ayuda de un plato.
y la cocemos por la otra cara, ahora el tiempo será menor que el anterior ya que toda la tortilla estará caliente y no hace falta que el calor vuelva a llegar a la otra cara. Para mi gusto la tortilla tiene que quedar en su interior jugosa y el huevo justo cuajado, si se quiere más hecha, el corazón de la tortilla deberá de pasar de los 70º C. así no habrá riesgos sanitarios pero la tortilla estará demasiado seca.
Aspecto de las dos tortillas que llevé al campo. Hacia tiempo que no hacia una salida de este tipo.

2 comentarios:

jorgezazo dijo...

Me acuerdo de nuestras madres cuando decían a sus conocidos: "Venid a casa y, aunque no tengo comida hecha, enseguida hago una tortilla de patatas". ¡Ja! Harto luengo se me antoja el oficio de este plato. Nunca tardo menos de una hora en prepararlo. Sospecho que lo decían más, porque los ingredientes no suelen faltar en ninguna casa, que por la facilidad de su elaboración.

Una pregunta te quería hacer. ¿No es demasiado inmanejable la tortilla al darle la vuelta cuando salgan los primeros "hoyitos"?

Saludos

Apicius dijo...

Hola jorgezazo:
Para dar vuelta a una tortilla no hay que tener más que decisión y hacerlo rápido.
Después de que se te ha caído alguna, has pringado alguna área de la cocina etc. empiezas a cogerle la mano al asunto.
Yo considero que el plato debe de aclopar perfectamente con la sartén, por lo tanto es mejor, siempre en mi opinión que no quiere decir que sea lo correcto, utilizar platos llanos, para que el aro de la sartén descanse totalmente sobre el mismo.
Si se tiene una mediana practica se puede tener en la sartén agua y darle la vuelta sobre un plato sin que se caiga ni una gota.
Las que lleve en esta ocasión estaban algo más cuajadas de lo que a mi me gustan, ya que mi punto es que en el corazón de la pieza el huevo este semi liquido.
Reitero mi agradecimiento por la pregunta y por que me leas.
Saludos