viernes, 18 de abril de 2008

Tortilla rota

Esta receta ya la he puesto con otro nombre, me he dado cuenta cuando ya había preparado y pasado al servidor las fotografías, así que ahora les voy a poner la letra. Cortadas las patatas en discos, las salpimentamos al gusto y las freímos hasta
que tomen bonito color dorado y estén algo crujientes. Quitamos aceite si este estuviera en exceso.
Añadimos los huevos rotos, sin batir. Normalmente con el calor de las patatas y el remanente de la vitro, es suficiente para que cuaje el huevo, este tiene que quedar baboso.
Aspecto final de la preparación. En esta ocasión ha ido a la mesa en la misma cazuela baja que la he oficiado.

5 comentarios:

Pablete dijo...

Hola,
Esta receta se la copie a Ud. hace tiempo. Me sorprende que, al menos en mi caso, resulte más sabrosa que la clásica tortilla de patata y los niños la comen bien.
Saludos desde Zaragoza.

canela dijo...

He descubierto su blog hoy mismo y estoy entusiasmada con todo lo que voy a aprender. Gracias por hacerlo tan asequible y fácil. Saludos.

canela

canela dijo...

Ah y con su permiso, le haré un link desde mi blog, creo que será un disfrute para muchos más.

canela

Apicius dijo...

Hola Canela:
Gracias por sus palabra y por incluir en su blog un enlace al mio.
Ahora no puedo pasar por su blog pero lo haré.
Gracias por sus palabras y sobre todo por leerme.
saludos

Apicius dijo...

Hola Pablete:
Gracias por seguir leyéndome.
A mis nietos, y a mi, me gusta mucho esta preparación.
Saludos