lunes, 28 de abril de 2008

Rosquillas Tximeleta

En la Guardería que va mi nieta Irune hicieron el otro día unas rosquillas para los pequeños, las probé y francamente estaban muy buenas, por lo tanto pedí la receta y aquí la tenéis para él que quiera hacerlas.
El nombre que les he dado, ha sido el de la Guardería Tximeleta que quiere decir Mariposa.
Las cantidades a emplear son: 8 cucharadas soperas de azúcar colmadas, 3 huevos de 63/73 gramos, 150 gramos de mantequilla, 1 sobre de levadura Royal y 1/2 kilo de harina, la corriente que venden en los supermercados.
Comenzamos batiendo los huevos hasta que estén ligeramente espumosos.
La mantequilla una vez deshecha, yo la ablandé hasta que estaba medio fundida, se añade a los huevos batidos junto con el azúcar y se sigue batiendo.
Vamos incorporando la harina, a la que hemos añadido la levadura química (Royal) y removiéndola, al principio lo hice con el batidor de alambres
y cuando ya estaba integrada toda la harina lo amasé con la espátula.
La masa queda muy húmeda, manejable, pero no se pega. Voy formando las rosquillas tomando pequeñas porciones y haciendo entre las manos unos churros y luego uniendo las puntas presionando. Una buena tarea para que la hagan los niños.
Para freír he utilizado este cazo, no es de mucho diámetro pero si es alto, por lo que no tengo que poner mucho aceite para que las rosquillas puedan flotar. Las voy friendo a 170º C (controlo la temperatura con termómetro), de cinco en cinco.
Una vez fritas las saco sobre papel absorbente y les cae una ducha de azúcar glass.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

muchas gracias, justo lo k buscaba, y se ve k son muy censillas, gracias!!!

Apicius dijo...

Gracias a Vd. anónimo comunicante por leerme.
Saludos

Beads Perles dijo...

Hola Apicius.
Soy una fiel seguidora de tu blog.
Este fin de semana estuve en el mercado medieval de Vitoria y compramos unas rosquillas de anis.
Les gustaron tanto a mi marido y mi hijo que quería hacerlas este fin de semana y, como no, he recurrido a tu blog a ver si tu tenias la receta.
No las he encontrado, solo estas que has llamado "Tximeleta" pero no llevan anis, así que te insto a que cuando te apetezca hacernos un postre nos deleites con unas rosquillas de anis, ya que seguro que no voy a encontrar una receta mejor que la tuya en Internet.
Me encanta tu blog.
Un saludo
Arantxa

Apicius dijo...

Hola Arantxa:
Creo que es la única receta de rosquillas que tengo hechas.
Una solución es añadir una copita de anís, aunque la textura no será la misma de las que venden en las romerías y actos similares, pero no desmerecerán.
Lo anota en la libreta de cosas pendientes para hacerlas en el futuro, que no será próximo.
Saludos.