martes, 27 de marzo de 2007

Revuelto de huevos con discos de patatas fritas.

Este revuelto es agradable y se sale de la clásica tortilla de patatas.
Para oficiar el plato, cortamos unas patatas en discos de entre 2 ó 3 milímetro, freímos los disco en no mucho aceite de oliva virgen extra. Digo en no mucho aceite ya que sin sacarlas de la sartén y sin quitarle aceite haremos el revuelto.
Una vez las patatas han tomado color, las salamos ligeramente y les añadimos, en este caso han sido dos, los huevos rotos, pero sin batir.
Revolvemos hasta que empiece a cuajar el huevo, se saca de la sartén y con el calor remanente el huevo termina de cuajar, aunque para un buen revuelto el huevo tiene que estar húmedo, justo cuajado.
Emplatado de una ración amplia o dos un poco cortas.

2 comentarios:

Kike dijo...

Me gustan mucho las patatas así, lo más simple muchas veces es lo más rico. Yo les añado un poquito de pimentón antes del huevo.

Apicius dijo...

Hola Kike:
En cocina no todo van a ser recetas de Adria.
Como bien dices lo mas simple y tratándose de buenos productos cuanto menos manipulaciones es mejor. Los malos productos son los que hay que enmascarar.
Tendré en cuenta la próxima vez el añadir un poco de pimentón.
Saludos