martes, 13 de marzo de 2007

Muslos de pollo en jardinera

Otro plato que se puede incluir en los denominados saludables para una dieta mediterránea.
Después de quitarles la piel a los muslos, cuestión de colesterol, los que no tengan necesidad de mantener en sus parámetros al colesterol dejar la piel, son más sabrosos.
Los muslos los ponemos en una fuente de horno sobre una cama de verduras, compuesta de:
Cebolla abundante, pimiento verde y pimiento rojo, todo ello bien picado. Añadir un chorreón de aceite de oliva virgen extra (AOVE) y lo metéis al horno.

En la fotografía un horno de aire que tiene la ventaja que para pequeñas cantidades se ahorra energía.
Detalle de los muslos
El horno en pleno funcionamiento. Al principio la temperatura la regulamos a un máximo de 150º C. hasta que estén hechos todos los ingredientes. Para darles color subir por unos minutos a Máxima temperatura, estar vigilantes para que no se os quemen. De vez en cuando mojar los muslos con los jugos de la cocción.
Aspecto de la preparación ya lista para ser emplatada.
Un muslo con su guarnición de verdura.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Apicius, me tiene loco con su colección de "artefactos".
Javier

Apicius dijo...

Hola Javier:
Que no es para tanto.
Saludos