jueves, 1 de noviembre de 2012

Dia de todos los Santos, Preparaciones típicas. 2ª

Buñuelos

Los buñuelos son típicos durante los días de Todos los Santos. Estos que propongo son un poco trabajosos y tienen bastante antigüedad, los describe F. Martinez Montiño en 1763 como oficiarlos y viene a ser la misma manera que aquí se van a describir. (Algún detalle histórico aquí)
Los ingredientes a utilizar serán: 200 gramos de harina, 50 gramos de mantequilla, 1/2 litro de leche, un pellizco de sal, un vaso de agua escaso de los de vino, corteza de limón rallado.
Ponemos a hervir los elementos líquidos con la sal y la ralladura de limón.

La harina la cerneremos y la tendremos lista para su uso. Una vez que la leche esta cociendo a borbotones, se separa del fuego e inmediatamente se le hecha la harina de golpe, se revuelve bien hasta que la harina y la leche nos formen una pasta que tiene que quedar muy fina. En la foto momento en que se añade la harina. La harina y leche bien integrados. Ahora hay que seguir cociendo esta pasta para quitarle humedad. Este trabajo es tedioso y largo. Hay que tener cuidado de que no se pegue y/o se queme, así que hay que estar dando vueltas constantemente hasta que empieza a formarse una bola que se desprende del fondo y paredes del cazo o utensilio que estemos utilizando para su cocción. Creo que en la fotografía se aprecia la diferencia entre el estado inicial y el final. Otro signo que la pasta ya esta suficientemente cocida es cuando empieza a segregar grasa en su superficie. Dejamos que esta masa pierda temperatura.Preparamos 4 ó 5 huevos, depende del tamaño que tengan y los tenemos listo para ir utilizándolos. Desbaratamos los huevos El huevo lo vamos añadiendo poco a poco a la masa y revolviendo bien, no añadiendo más huevo hasta que este integrado el anterior. Aspecto final de la masa de los buñuelos, lista para ser frita en abundantemente aceite. Vamos friendo la masa en porciones pequeñas. Después de una prueba varéis la cantidad suficiente para que se formen unos buñuelos de tamaño aceptable. Normalmente la cantidad suele ser la punta de una cuchara. No hay que poner mucha masa pues nos quedarían crudos por dentro. Una vez los buñuelos formado y con la ayuda de un biberón, una boquilla metálica en manga pastelera, etc. pinchamos en el buñuelo y le inyectamos el relleno. El relleno normalmente suele ser crema pastelera o nata montada. Aspecto del interior del buñuelo una vez rellenado. Una ración compuesta de 3 buñuelos de crema y 3 de nata montada.

7 comentarios:

Maria Jose dijo...

Madre mia como me gustan y demas con nata que son mis preferidos, deliciosos, besos

Recetario Spanglish para mis hijos dijo...

Hola Apicius, acá estoy intentando organizar mi cocina. Esos buñuelos se ven exquisitos, saludos,

Niágara dijo...

Un par más rellenos de cremoso chocolate (con mucho cacao pero sin demasiado azúcar) y el plato quedará perfecto. Me confieso: soy chocolateadicta (es una enfermedad incurable que padezco desde mi más tierna infancia). Espero que pases un día estupendo y que tus nietos devoren todos los buñuelos. Besos.

Apicius dijo...

Gracias por visitar mi cocina y dejar un comentario.
Que pasen buen día festivo a pesar del gobierno.
Saludos

lasrecetasdetriana.com Rocio y Josemanuel. dijo...

Apicius, los buñuelos están de muerte, nunca mejor dicho, verdad...me han encantado y mas su colaboración en este acto reivindicando lo nuestro...
Muchos besos y feliz #diatetodoslossantos

Nora dijo...

Que ganas de prepararlos, una estupenda explicación.
Un saludo.

Apicius dijo...

Gracias por la visita y comentarios.
Que pasen buen día a pesar del gobierno.
Saludos