sábado, 11 de agosto de 2012

Pochas con algunos sacramentos

Ya vendrán los días otoñales y apetecerán este tipo de preparaciones, aunque yo a la semana un par de días tomo legumbres, no tan contundente como esta preparacion, que si pensamos la contundencia está en la cantidad que comamos. Si de esta preparación tomo cazo y medio de pochas, una rodaja de morcilla, un trozo pequeño de tocino y de carne menos de 100 gramos, termino el plato sin agobios y sin sudar por mucho calor que haga, lo malo es al contrario no tener que echarse nada al coleto, como está sucediendo a tantos y tantos.

Comenzamos la preparación, marcando el tocino y costilla en la olla.
 Una vez que hemos marcado lo anterior, sin el uso de aceite, 
 Ponemos un poco de agua, la justa para que cubra las viandas y cocemos, para ahorrar tiempo lo haremos en la olla rápida.
 Una vez cocido lo anterior, sacamos los productos del cerdo y el caldo lo desengrasamos. Reservamos todo.
 Una patata, un pimiento, una zanahoria, un puerro y unos trozos de chorizo, todo ello troceado lo salteamos en la misma olla que hemos cocido las carnes. Justo emplearemos una cucharada de la grasa que nos ha soltado el tocino en la olla.
 Una vez salteados los productos vegetales, añadimos los cárnicos, unas vueltas en la olla, 
 añadimos las pochas y 
 el caldo desengrasado, no hace falta obtener un caldo totalmente limpio. Salpimentamos al gusto y cocemos, ahora a fuego suave, con la olla sin cerrar y durante unos 20/30 minutos.
 Este es el resultado final. La morcilla la añadí cuando faltaban unos 10 minutos para terminar la cocción y listo para ser emplatado.