domingo, 12 de agosto de 2012

Cordero asado


Poco hay que decir del cordero asado, aunque es un asado que hay que tener mano y sobre todo un buen producto. El cordero al que pertenece este cuarto fue criado en los alrededores de Aranda de Duero.


Antes de meterlo en el horno lo tengo como una hora sumergido en un baño de agua con sal al gusto.
A la hora de meterlo al horno ha 180/200º C, lo pongo en un recipiente que tenga rejilla como en este caso o le pongo unos bastoncillos de madera, los que tengo son de laurel y avellano. La rejilla o los bastoncillos es para que el cordero descanse sobre ellos y que no tenga contacto con el agua que pondremos en el recipiente.
Así mismo cubriremos, si es que la tenemos, con esa telilla de grasa que suele acompañar cuando compramos un cordero entero.
Salamos ligeramente la superficie del cordero y al horno que como ven va acompañado de unas patatas y una cabeza de ajo. 

Pasada como una hora, en dos sesiones de 30 minutos por cada lado obtendremos un asado con este aspecto, muy jugoso, ya que no se habrá secado debido a la humedad directa que le proporciona el agua que tenemos en el recipiente.
Una vez el asado terminado, el recipiente los desglasamos, reducimos un poco la salsa y una vez emplatado el asado de cordero, lo rociamos con esta salsa.


5 comentarios:

Maria Pilar-COCINICA dijo...

El estar de descanso tiene la ventaja que una se puede detener más a leer artículos y recetas que te aportan saber.

Mañana voy a hacer asado, aunque una parte menos noble que esa estupenda paletilla, en concreto alcorzadizo, que es como llamaba mi abuela al tajo bajo, así que me ha venido muy bien sus consejos, aunque lo de tener en remojo y echar agua en el fondo del asador, si que lo suelo poner en practica.

Saludos

María dijo...

Un cordero espectacular, el mejor que he comido en mi vida fue en Aranda del Duero, y este que has hecho es una maravilla. Besicos

Viena dijo...

Platos que parecen sencillos y seguramente son sencillos de hacer, otra cosa es que salgan con todo el sabor que se nota que este suyo debe tener. Yo no lo pongo en agua y sal antes, pero es una técnica que probaré la próxima vez.
Un abrazo.

Apicius dijo...

Gracias a ambas por la visita y comentario.
Saludos

Apicius dijo...

Viena, he tenido que ir a rescatarla del lugar donde deben ir los escritos infecciosos, pero no los suyos.
Gracias por la visita y comentarios.
Saludos