lunes, 6 de agosto de 2012

Pimientos rellenos con arroz cremoso de calamar

Un plato que para su preparación hay que dar algún paso más que con otros, pero no deja de ser sencillo y de buenos resultados en boca.

Comenzamos asando unos pimientos, que buenos están los que llegan al mercado. Una vez asados y puestos dentro de una bolsa de plastico para que suden y sea más facil quitarles la piel, los pelamos y los jugos que segreguen los utilizaremos en la salsa.
El pelado lo tenemos que hacer con cuidado, procurando que el pimiento no se rompa.

 Un calamar de buen tamaño, lo limpiamos y
 troceamos. Las tintas las guardamos para una final utilización.
Salteamos el calamar troceado con un par de cucharadas de aceite de oliva virgen extra, salpimentamos al gusto,

 Un par de cebolletas rojas, si estas no están a mano, las blancas son así mismo muy utilizables o la cebolla en ausencia de cebolletas.
 En el mismo recipiente que hemos salteado los calamares, sin limpiarlo, salteamos la cebolla y agregándole un poco de caldo, el jugo de los pimientos o simplemente agua, la cocemos bien.
 Una vez cocida bien la cebolla, la pasamos por el pasa purés.
 Añadimos los clamares y mojamos todo un poco hasta tener la
 salsa necesaria para que cuando unamos el arroz, cocido previamente, nos quede una cosnsistencia cremosa.
La mezcla anterior la divido en dos partes, a una, la que se ve en esta sartén,

le añado el arroz cocido y revuelvo bien. Esta mezcla es la que utilizaré para rellenar los pimientos verdes.

 Una vez rellenos los pimientos, se arreglan, caso de que se nos haya roto algo, para que no se vea la rotura. Los colocamos en una cazuela que pueda ir al horno.
 Ponemos en la cazuela un poco de salsa de tomate y en el momento de servir, los atemperaremos en el horno o si no se va a tardar en sacarlos a la mesa los mantendremos calientes.
 A la otra mitad de los calamares con su salsa les desleimientos las tintas, 
 y transformamos la salsa anterior en una salsa bien negra, quitamos un poco de salsa, sin calamar y la reservamos para que la pongamos en la cazuela con los pimientos rojos rellenos.
 A la salsa que nos ha quedado con el calamar, le añadimos el arroz cocido y con esta mezcla rellenamos los pimientos rojos.
  Como en el caso anterior, rellenamos los pimientos, los armamos bien y los colocamos en una cazuela en la que tendremos la salsa negra de clamar. Ambas preparaciones quedan deliciosas y el cromatismo de estos platos es muy agradable a la vista.

10 comentarios:

Niágara dijo...

Me encanta el arroz cremoso con calamar y la idea de utilizarlo para los pimientos es brillante. Es temprano para comer pero es un menú de esos que estimula el apetito con sólo imaginárselo.

Majes dijo...

Me encanta este relleno. Una receta estupenda.

Bicos.

Rosy BM dijo...

¡Espectacular! ¡Con ese rico arroz cremoso de calamar! ¡Una idea fantástica!
Besos y feliz semana.
http://comerespecial.blogspot.com

Viena dijo...

La verdad es que es espectacular, preparaciones perfectas y como dice, deben dar un colorido a la mesa que da gusto.
Sorprendiéndome siempre por sus imnumerables ideas en la cocina.
Gracias por compartir.

Las chachas dijo...

Muy rico. Me encantan los pimientos rellenos y si son así mejor que mejor.

Apicius dijo...

Gracias a todos por visitar mi cocina y por sus amables palabras.
Saludos

Lasrecetasdetriana.com Rocio y Jose Manuel. dijo...

Me gustan mucho, aunque no lo parezca en muchos momentos las cosas sencillas y para mi, esos pimientos asados, son uno de "los placeres de la vida" como digo yo...
Besos

Veronica Cervera dijo...

Wow, que delicia.
Buena semana,
Vero

Teresa dijo...

Estos pimientos se ven deliciosos!! Una combinación perfecta!!
Saludos

Apicius dijo...

Gracias Rocío y Jose Manuel, Teresa y Veronica, por la visita y comentarios.
Saludos