miércoles, 13 de junio de 2012

Pintxo o tapa de morcilla al horno sobre masa de pan

Esta tapa es de muy buenos resultados, además admite el poder ser recalentada.
Comenzamos troceando una cebolletas moradas, variedad zalla.

 Los cortes de cebolla los ponemos a confitar hasta que queden bien blanditas. Para pochar los aros de cebolla lo hago con un par de cucharadas de AOVE y un par de pulgaradas de sal.
 Preparo unos cuadrados de masa de pan, la de empana o de pizza es así mismo utilizable.
 Encima de la masa pongo la cebolla confitada, dejando descubierto el borde del cuadrado de masa, encima de la cebolla, salsa de tomate, 
 sobre esta una rodaja de morcilla y sobre todo un poco de salsa de tomate, pero en este caso a la salsa le he añadido un poco de tabasco. Han ido al horno a 190º C por unos 20 minutos, aunque los saco cuando veo que el soporte de pan esta con buen color y consistente.
 Aspecto del bocado una vez listo para ser sacado a la mesa. Se me olvidaba, ya emplatadas las tapas les pongo un trozo de tomate deshidratado de los que suelo hacer, para verlos en este enlace.

7 comentarios:

Valdomicer dijo...

A modo de falsas pizzas. Me gusta.

Delicias Baruz dijo...

Con morcilla me gusta todo, un bocado exquisito. Un abrazo, Clara.

Lasrecetasdetriana.com Rocio y Jose Manuel. dijo...

Que buena pinta...me gusta esta tapa...!!!
Besos

Laurita Piñero dijo...

Me gusta, me gusta mucho. Para un aperitivo es sensacional. Realmente son como minipizzas de morcilla con su cebollita confitada y la salsa de tomate, el tomate seco al final. Un bocado bien rico.

Un beso.

Veronica Cervera dijo...

Chulísimas y deliciosas.
Me llevo la idea de hacer bocados pequeños con la masa de pizza.
Besos,
Vero

lola dijo...

como las minipizas, muy ricas


¡¡besos¡¡

Apicius dijo...

Gracias a tod@s por visitar mi cocina y dejar un comentario.
Saludos