jueves, 21 de abril de 2011

Rulos de calabacín rellenos con morcilla desconstruida

Como se puede apreciar un par de calabacines delgados los he cortado en trozos y los he vaciado por uno de los extremos, dejando el otro intacto.

La pulpa que he sacado del vaciado, la sofrío en aceite de oliva virgen extra hasta que se ablande bien.
Los rulos de calabacín los meto al horno para que se ablanden o hasta dejarlos al gusto del oficiante. Temperatura del horno media unos 160º C. Salar al gusto el interior de los rulos.
Una vez el calabacín que estamos sofriendo esté blando añadimos la morcilla desconstruida. La que he empleado ha sido un resto de una preparación anterior que podéis ver en este enlace.
Una vez bien armonizado todo lo anterior, le añadí un par de pimientos del piquillo, ya que me interesaba incrementar este sabor.
Una vez el relleno preparado, relleno los rulos con la morcilla y los meto al horno para rematar el plato y que esté el rulo un poco crujiente en su parte externa de la morcilla y
meloso en su interior. Un entrante o aperitivo muy agradable,  Al menos para mí.

4 comentarios:

lola dijo...

y para mi porque se ven muy ricos, una buena forma de rellenar verduras, en otro tipo como berengena tiene que que dar muy bien tambien


besos¡¡

Apicius dijo...

Gracias Lola por la visita y comentario.
Saludos

Viena dijo...

Deben estar riquísimos. Yo hago algo parecido, pero los calabacines, en lugar de hacerlos al horno, los introduzco unos minutos en agua hirviendo y luego, los saco y los paso por agua fría para detener la cocción. Así mantienen el color verde prácticamente intacto.
Luego el relleno al gusto, claro. Este relleno que usted utiliza debe ser muy sabroso y con la suavidad del calabacín, formar un bocado estupendo.
Me ha gustado mucho.
Saludos.

Apicius dijo...

Hola Viena:
Los he hecho en otra ocasión cociendo el calabacín y como bien dice quedan de color más natural.
Gracias por su visita y comentario.
Saludos