sábado, 9 de agosto de 2008

Langostinos al ajillo con gulas

Este es un plato recurrente y para mi una manera agradable de comer unas gulas, ya que las angulas parece que están siendo estudiadas por sesudos historiadores debido a su desaparición de casi todos los mercados y las que se ven están siendo custodiadas por fornidos "Seguratas" debido a sus astronómicos precios.
Comenzamos aromatizando el aceite de oliva virgen extra con ajo y unos trozo de guindilla seca para dar un toque picante al plato.
Una vez el aceite con la fragancia del ajo y el picor de la guindilla, añadimos los langostinos y los salteamos hasta
que cambien de color, no hay que hacerlos mucho, pero como en todo, al gusto del respetable.
Una vez los langostinos al punto, añadimos las gulas, les
damos un breve salteado y ya esta el preparado listo para el emplatado.

2 comentarios:

Rock dijo...

Hola, yo hago esta receta muy parecida, pero antes de nada frio en el aceite las cabezas de los langostinos, aplastandolas un poco con la paleta para que suelten su esencia. Retiro las cabezas y restos y en ese aceite después ya procedo de igual forma que usted.

Saludos.

Apicius dijo...

Hola Rock:
Es una buena idea para dar un poco más de sabor al plato, ya que las gulas carecen de él.
Saludos