viernes, 1 de marzo de 2013

Revuelto de Solanum tuberosum

Un revuelto que suele ser bastante recurrente en mis fogones. No es otra cosa, a pesar del nombre, que un revuelto de patatas.
Comenzamos confitando unas patatas en aceite de oliva virgen extra. Cuando la patata esta medio cocida, 

subimos el fuego y tostamos ligeramente las patatas, las sacamos, escurrimos y salpimentamos al gusto
Batimos unos huevos y unimos al mismo las patatas. Una vez que las patatas han absorbido algo de huevo, unos 10 minutos como máximo, suele ser suficiente. 
Ponemos el conjunto anterior en una sartén y cuajamos el huevo. El revuelto tiene que quedar húmedo, es decir no pasarse en el cuajado ya que este perderá jugosidad.
Código QR