domingo, 31 de marzo de 2013

Magras con tomate

Este es un plato típico de Navarra y Aragón. Este plato lo conozco desde los 10 años cuando recuerdo  pasaba con unas tías en Pamplona algunas temporadas.
Las magras que se preparaban en casa de mis tías, eran unas magras cortadas a cuchillo, gruesas y de jamón no muy curado, no tendría más de 9 meses de curación.
El plato en sí es sencillo, pero muy agradecido.
Esta preparación siempre la hago con salsa de tomate exprofesa para esto, ya que la que habitualmente tengo en la nevera tiene sal y para esto hay que emplear una salsa de tomate sin sal. Hay quien pone en la salsa de tomate pimientos, yo no lo hago.
Comenzamos haciendo la salsa se tomate sofriendo cebolla, cuando esta comienza a ponerse transparente,  
añadimos el tomate troceado y lo vamos cociendo a fuego suave hasta que este bien cocido y blando, 
pasamos por el pasa purés y tendremos nuestra salsa de tomate lista para utilizarla con nuestras magras.
Las magras las paso por la cazuela con un mínimo de AOVE, el justo para pintar el fondo, y cuando el tocinillo de las magras comienza  
a ponerse transparente doy por terminado este paso. Como observaran las magras de abajo tienen el tocinillo transparente y las de arriba no, el motivo a mi me gustan sin pasarlas por la sartén, para que no marquen en demasía la salinidad de las piezas.
Se añade el tomate, se da un hervor a todo el conjunto y se prueba la salsa para comprobar si el grado de sal, que han aportado las magras es suficiente o necesitan algo más. 
A este plato le va muy bien el escalfado de unos huevos, yo no les pongo en esta fase, pues así recuerdo el plato desde mi niñez (hace 65 años los huevos eran caros y no abundaban en las casas), lo que si hago ahora, si sobra salsa y alguna magra, que no suele sobrar, al día siguiente es cuando le pongo un huevo frito encima de las sobras.
Código QR