viernes, 6 de abril de 2012

Revuelto de ajetes, espárragos verdes y langostinos

Con estos espárragos verdes y ajetes, acompañados 

de unas colas de langostinos, oficiaré un revuelto.
Comenzamos sofriendo los ajetes y los espárragos, cuando pierdan textura, 
añadiremos los langostinos troceados, salaremos al gusto y 
cuando los langostinos, cambien de color, 
añadimos un par de huevos batidos y cuajamos 
este revuelto, que queda delicioso. 

12 comentarios:

Carmela (Sunflower) dijo...

Creo que es uno de mis revueltos favoritos, tiene mucho sabor. Besos y felices días de Semana Santa.

Delicias Baruz dijo...

Un clásico que siempre triunfa en la mesa. Un saludo, clara.

andrea.cordonbleu dijo...

Acabo de desayunar y ya estoy pensando en almorzar gracias a este revuelto.
Me encanta la pinta de los espárragos y los ajetes y el resultado final es alucinante.
Muchas gracias.
Un saludo.

Bartolo dijo...

Excelente plato clásico de la epoca primaveral.

Un saludo
Bartolo

Marcelo dijo...

Interesante y sencilla receta. Lástima que en mi país, Argentina, no se producen ajetes. Fui a zonas productoras de ajo y no lo producen; fui al Mercado Central, y lo mismo, me dicen que aquí no hay esa producción. Tendré que esperar a probarlos cuando vaya a recorrer el País Vasco, en septiembre de 2013. Saludos.

Veronica Cervera dijo...

Que rico. Para comer con un arroz blanco acabadito de hacer.
Buen fin de semana,
Vero

lola dijo...

uno de los revueltos más ricos que he probado


¡¡besos¡¡

Apicius dijo...

Gracias a tod@s por visitar mi cocina y dejar un comentario.
Saludos

Viena dijo...

Precisamente esta semana que viene, vamos nosotros a trabajar en clase los revueltos. Que son fáciles, riquísimos, variados y se hacen en un momento, pero que tienen también su cosita, si no, todos los revueltos serían iguales y algunos no se pueden ni comer, sobre todo por lo secos.
Hay quien pone nata o leche, en fin, que hay varianetes dentro de la receta. Por ejemplo, yo no pongo los huevos batidos, sino enteros y deshago por partes, primero la clara, removiendo y cuajando y por último la yema, que cuajará apenas con el calor residual. Se obtiene así un revuelto jugoso y muy agradable.
Una gran idea, si señor.
Un abrazo.

Apicius dijo...

Gracias Viena por la vista y comentario (el comentario lo he rescatado del spam, si esto sucede a más gente, tal vez indique que alguien ha clasificado sus escritos como spam).
Ha veces he puesto nata en los revueltos, queso fundido, etc. unas los hago, rompiendo los huevos, como en el caso del revuelto de petxikos y otras batiendo los huevos, pero siempre sacando del fuego antes de cuajado, para que el batido quede cremoso.
¡Que haríamos sin poder modificar técnicas e ingredientes en la cocina salada¡
Ya he editado la Tortada de almendras, espero su aprobación Maestra.
Saludos

Viena dijo...

Por Dios Apicius, Maestra yo y dicho por usted! No lo merezco, se lo aseguro.
La tortada está perfecta y seguramente la ha resuelto usted mejor que yo misma.
Un abrazo.

Apicius dijo...

Gracias Viena.
Saludos