sábado, 3 de marzo de 2012

Mejillones a la riojana

Más de uno dirá, que pesado, vuelve con más mejillones, pero todo tiene su porqué, en Alicante comenté, en una reunión de blogueros gastronómicos, que tenía más de 300 recetas de mejillones y me comprometí a ir publicando algunas de ellas. Creo que recetas de mejillones, donde el mejillón es el principal actor, rebasan por goleada a las que hay de otros bivalvos, es que el mejillón es el rey tanto en sabor como en nutrientes aportados, también tiene otra ventaja, su crecimiento es más rápido que otros moluscos y la desventaja para que no sea valorado, ¡Su bajo coste!.
Para esta preparación utilizaremos mejillones abiertos en su propio jugo, es decir los pondremos al fuego sin ningún líquido y cuando todos los tengamos abiertos los sacamos, les quitamos las valvas y reservamos, así sin mas florituras los mejillones son deliciosos.
Me acuerdo cuando realicé el servicio militar obligatorio en El Ferrol, antes tenía una coletilla adicional, El Crucero Canarias, buque en que estaba destinado estaba atracado en un espigón o malecón, por la parte exterior había ingentes cantidades de mejillones, los infantes que vigilaban la zona no dejaban acercarse a embarcaciones al mismo, así que cuando me tocaba guardia, cada tres día, con el permiso pertinente del oficial de la misma, tomábamos un bote y remando nos íbamos a nuestro particular vivero de mejillones, solíamos arrancar de las piedras un par de baldes de cinc, (16 litros) y de vuelta al buque, en un infiernillo los cocíamos, que "panzada nos dábamos" acompañando los mejillones con un buen Riveiro. 

Para realizar estos mejillones a la riojana, comenzaremos pochando cebolla, hasta que tome un color dorado, casi en la frontera con el quemado, pero sin quemarse. Esta cebolla tan hecha da un sabor característico a la salsa.
Una vez la cebolla la tenemos en el punto deseado, añadimos unos tacos de jamón y chistorra o chorizo fresco. 
Salteamos todo brevemente y 
añadimos salsa de tomate, salsa a la que le hemos añadido unos chiles, aunque mejor utilizar unas ardientes guindillas riojanas. Cocemos todo el conjunto, al que habremos añadido el caldo que han segregado los mejillones durante la cocción.
Una vez la salsa lista añadimos los mejillones, una breve cocción y los pasamos a una cazuela para servirlos.
Las conchas de los mejillones nos pueden servir de cucharas, como se puede ver en este enlace.

12 comentarios:

Delicias Baruz dijo...

Los mejillones son un manjar exquisito, lo tienen todo como bien dices y dan un juego increible en la cocina, no me extraña que tengas 300 recetas. Ahora el placer de cogerlos y cocinarlos como cuentas, un buen recuerdo y con el Ribeiro, un lujo. Te deseo un buen día, Un saludo, Clara.

Carmela (Sunflower) dijo...

A mí me encantan las preparaciones con mejillones, y siempre los como igual, así que me viene genial este recopilatorio de recetas. Besos y feliz fin de semana.

MaryLou dijo...

Qué buenos los mejillones!!! yo tengo una guerra en casa, a la mitad les gustan más los mejillones pequeños, los de roca, a mí en cambio me gustan grandes, me encantan y también procuro hacerles en diferentes preparaciones!!!
Besicos

Dely dijo...

Me encantan los mejillones, esta receta es estupenda.
Un besín.

jantonio dijo...

Muy ricos estos y los otros 299 seguro que también lo están.
A mí también me encantan los mejillones.
Un saludo.

lola dijo...

estan ricos de cualquier forma aunque asi no los he probado nunca


¡¡besos¡¡

Vidifer dijo...

A mi simplemente cocidos al vapor me encantan, asi que con esta salsita, cojo la barra de pan y no paro. Saludos

Apicius dijo...

Gracias por visitar mi cocina y dejar sus comentarios.
Saludos

Marisa Beato dijo...

Se te olvidado, querido amigo..... !Una hogaza de pan para mojar tan rica salsa!:-D
Muchos besos

Apicius dijo...

Gracias Marisa por la visita y dejar un comentario.
Pues si la salsa queda deliciosa y es para tener pan a mano.
Saludos

Viena dijo...

Por Dios Apicius, cómo tengo que agradecerle todas estas recetas de mejillones, creo que es lo que más me gusta del mundo mundial y no exageraba usted ni un ápice cuando nos dijo lo de las 300 recetas, me tiene más que sorprendida y nada de pesado, las veo todas con auténtica avidez.
Una pregunta, porque últimamente cuando hago mejillones así, al vapor en su jugo, me salen salados y antes no me pasaba tanto, hay alguna forma de evitarlo? El otro día en clase hicimos una merluza con una salsa de mejillones y le digo que a más de la mitad de los alumnos le salió la salsa salada, menos mal que previniendo, ya les había dicho que no pusieran sal al resto del preparado.
Por aquí no veo mejillones tan hermosos como los de su fotografía, vamos, es raro, hay que ir a buscarlos.
Gracias de nuevo, son recetas extraordinarias.

Apicius dijo...

Hola Viena:
En cuanto a la salinidad de los mejillones, estos siempre la tienen, ahora bien no es tanta, como para que nos arruinen un guiso, por supuesto controlando si hará o no falta de añadir sal a la preparación.
Ahora bien el grado de salinidad que notemos en boca también depende de como tengamos acostumbrado a nuestro paladar, la verdad que no se como evitarlo, ya que nunca he tenido este problema.
En cuanto al tamaño de los mejillones,en ocasiones me surto en proveedores del ramo de hostelería, que en ocasiones tienen una gama más amplia de tamaños y calidades.
Gracias por todas las visitas que ha realizado y por los agradables comentarios que ha puesto.
Saludos