miércoles, 14 de marzo de 2012

Anchoas rellenas de piquillos confitados

Una preparación que viene muy bien para darle otro aire a unas anchoas bien sean del Cantábrico o de L´Escala, son fáciles de hacer y de muy buenos resultados organolépticos.
Una vez tengamos las anchoas limpias y abiertas, como se ven en la fotografía, las salamos al gusto y vamos colocando sobre ellas una porción de pimiento del piquillo confitado, por supuesto se puede hacer con otro tipo de pimiento e inclusive con pimientos verdes fritos. 

Una vez la mitad de las anchoas tienen su porcion de pimiento, las tapamos con otra anchoa. 
Las pasamos por harina 
y huevo. Las freímos en aceite de oliva virgen extra y una vez que las tengamos 
doradas, las dejamos sobre papel absorbente, para quitarles algo de grasa de la fritura y lista para ser servidas como tapa o como plato.

7 comentarios:

Carmela (Sunflower) dijo...

Nunca los he rellenado de esta forma, y mira que es un pescado que me gusta, gracias lo probaré. Besos.

Gypunto dijo...

Una combinación perfecta. Feliz día.

Delicias Baruz dijo...

Una receta estupenda, la anchoa, ya rica, con ese relleno tiene que estar deliciosa. Un saludo, Clara.

Francisco Becerro dijo...

Delicioso aperitivo!

cocinarycompartir dijo...

Muy rico, tengo que probarlo. Un saludo. Esperanza.

Laurita Piñero dijo...

Deliciosos! Con una buena ensalada y unas pocas de estas anchoas rellenas, como yo como una auténtica reina. Si es mirando al mar, el no va más...

Apicius dijo...

Gracias a tod@s por visitar mi cocina y dejar un comentario.
Saludos