sábado, 21 de enero de 2012

Ensaladas, dos versiones

Se que para muchos no es tiempo de ensaladas, pero en mi mesa prácticamente hay una durante todos los días del año. Ayer mientras esperaba el turno en el puesto de verduras de Yolanda y Jose Antonio de Horticultura Pobes, estuve hablando con una buena amiga, que coincidimos todos los jueves, sobre ciertos platos que aunque no son estacionales, hay quien no los toca en ciertas estaciones. Concretando las legumbres, coincidimos en que por supuesto un cocido no se nos ocurriría tomar en plena canícula en el campo castellano, despues de una dura jornada de siega (aunque ahora la hacen con maquinas que tienen aire acondicionado en las cabinas) o una ensalada en el pico Aneto en pleno invierno, pero haciendo la salvedad que si nuestra vivienda esta bien acondicionada y nos encontramos confortablemente instalados, ¿porque no tomar unas legumbres en verano o una ensalada en invierno?. Desde luego y en mi mesa, las legumbres están a lo largo de todo el año, así como las ensaladas, será cuestión de mentalización y/o costumbre.
Pero vayamos a las ensaladas, normalmente no suelo publicar preparaciones de ensaladas, pero hace unos días Kako del blog En Guete!!! me propuso combinar dos ingredientes, el apio y el aguacate, por lo tanto hice una primera preparación preparando una vinagreta de aguacate, apio, pepinillos, anchoillas en aceite,
y el correspondiente AOVE y vinagre de Jerez, en la proporción de 2,5 a 1.
Con la mezcolanza anterior fui salseando diferentes ensaladas, como la que podéis ver en la fotografía.
La segunda preparación combinó en un principio aguacate y apio en la proporción TpT. sazoné con sal, AOVE y vinagre y separé una porción para degustarla sin la interferencia de otros ingredientes y de verdad el resultado fue muy agradable en boca, la suavidad, cremosidad y la verdad, sabor poco intenso del aguacate fue gratamente maridado con la agresividad del apio, entiéndase, que cuando digo agresividad del apio, no es que sea agresivo, es un vegetal potente en boca y con un marcado sabor característico. Kako me gustó y esta combinación la haré en más de una ocasión,.
Pero mi ensalada siguió construyéndose sobre la base anterior con unos rábanos, 
tomate picado y unas hojas de escarola, 
y una orla de remolacha roja, no la puse troceada y mezclada para que no me tomase color rojizo todo el conjunto. Una ensalada que hará las delicias de todos los que gustamos de las ensaladas crudas.

8 comentarios:

Delicias Baruz dijo...

En casa no podemos vivir sin las ensaladas, se pone prácticamente en cada comida, unas veces más simples otras más elaboradas. Muy ricas y equilibradas. Un saludo, Clara.

BlueLady dijo...

Yo estoy contigo y lo hago extensivo a las hortalizas y legumbres.
Tomo nota de tus experimentos.
Un saludo y feliz fin de semana

Recetario Spanglish para mis hijos dijo...

Nosotros siempre tenemos una ensalada en la mesa, aunque sea sencilla. En verano, generalmente mi almuerzo es una ensalada bien completa. Buen fin de semana!

Maria Pilar-COCINICA dijo...

Pues a mi me parece una combinación perfecta, me gustan los dos ingredientes, así que juntos me tienen que gustar mucho más. Muy buena idea la de kako y la suya.

Saludos

LA COCINERA DE BETULO dijo...

Las legumbres al igual que las ensaladas no deben faltar ni en verano ni en invierno.
Una buena combinación de productos en esta ensalada.
Saludos.

Apicius dijo...

Gracias a tod@s por visitar mi cocina y dejar un comentario.
Saludos

Carlos Egea García dijo...

Yo también soy de los de ensalada casi diaria, sea invierno o verano, aunque los inviernos murcianos son muy suaves y, por ejemplo, el sábado teníamos más de 20 grados y pudimos comer en la terraza.
Me agrada la mezcla propuesta de aguacate y apio, así que no quedará más remedio que probarla.
Gracias, Apicius.
Carlos, de Vegetal... y tal.
http://vegetalytal.blogspot.com

Apicius dijo...

Gracias Carlos por la visita y comentario.
Saludos