sábado, 22 de noviembre de 2008

San Jacobines

Les he llamado a estos San Jacobos en diminutivo debido a su tamaño, dos bocados y a lo máximo tres.
He utilizado solomillo de cerdo, lo he cortado en filetes de centímetro y medio, aproximadamente, y cada uno de ellos lo he cortado en libro, para poder montar con facilidad el relleno.
Cada pieza la he rellenado con un poco de jamón serrano
y una pequeña loncha de queso.
Se cierra y se pasa por harina, huevo batido y pan rallado. Se fríen hasta que queden de bonito color.
El resultado final de la preparación la podéis ver en esta imagen. Los San Jacobines van acompañados de unas croquetas que tanto les gustan a mis nietos, hasta la nieta de dos años pide croquetas de la Abuela, y digo bien, de la Abuela, ya que las croquetas las hace mi mujer.

5 comentarios:

Angie dijo...

Tiene que estar muy bueno con solomillo, lo probaré! un saludo.

E. Barragán dijo...

También me la apunto. Sencilla y con una pinta deliciosa.

Anónimo dijo...

Sr. Apicius, lo primero felicitarle por sus extraordinarios blogs. Investigo en temas de periodismo gastronómico y deseo prenguntarle por una firma que tenía El País en 1976 que hacía columna gastronómica bajo el seudónimo de Al-Caín.

Gracias
dr.exegesis@gmail.com

Apicius dijo...

Gracias Angie y E. Barragán por vuestro comentario y sobre todo por leerme.
Saludos

Apicius dijo...

Hola Anónimo comunicante:
Lo siento pero no puedo ayudarle, solo recuerdo que leí alguna critica gastronómica con esta firma, pero no las rengo en mis recortes guardados, así que no les di mucho valor o no les presté la atención debida.
Saludos