miércoles, 5 de noviembre de 2008

Paté de Quark con delicias de mar

Para este "Paté" utilizaremos los siguientes ingredientes: Dos cucharadas bien colmadas de quark, forma de hacerlo aquí, (que no queréis hacer el quark en casa, utilizar philadelphia o similar), los mejillones en escabeche de una lata, una lata de bonito en aceite, hay que quitar todo el aceite o casi todo, dos palitos de surimi (chatka se le suele llamar, aunque el chatka es otra cosa) y dos cucharadas de mahonesa.
Trituramos con la trituradora que normalmente utilicemos, que puede ser tipo Robot, trituradora manual, thermomix, etc. Durante la trituración vamos añadiendo parte del caldo de la lata de mejillones. Hay que tener cuidado de añadir el preciso hasta tener una pasta untuosa, exceso de este caldo hace resaltar mucho el escabeche en el producto final. Si se le quiere dar un poco mas de vida a este "paté", le podemos poner unas gotas de tabasco.
Como la trituración de estos ingredientes, no suele ser perfecta, paso toda la pasta por un colador de alambre fino. Al final queda un subproducto solido, (una cucharada), que me sirvió para rellenar una oblea y hacerme una empanadilla de aperitivo.
Este es el producto listo para su envasado. Como veis se ve fino, si no se quiere hacer el pasado por el colador de alambre, el resultado sera una pasta algo granulosa. Para el envasado he utilizado estos tubos de aluminio, los venden en las farmacias. Los he rellenado hasta un poquito menos de la parte interior marcada, se ve el color más intenso del tubo.
Después de rellenos los tubos, los he cerrado con la ayuda de un alicate de puntas, dos dobleces y listos para el etiquetado.
Los dos tipos que preparé para un aperitivo. Cada uno se iba sirviendo según sus preferencias sobre una tostada de pan.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Apicius.

Ayer descubrí tu blog y te puedo decir que estoy maravillada. Eres un artista. Además, al detallar tus platos con fotografías disfruto mucho más. Me gusta mucho la cocina. Seguiré día a día tu blog, que como te decía, es mi mayor descubrimiento en la red.

Te felicito.

Una pregunta, ¿ crees que se pueden congelar la mayoría de tus preparaciones ? No me refiero a lo que presentas ya frito, si no a poder dejar preparado el plato sin terminarlo del todo y después congelarlo.

Imagino que la pregunta es difícil de contestar. Igual ya lo detallas en el blog, pero no me ha dado tiempo a hojear todo.

Ya te iré preguntando.

Enhorabuena por tu trabajo.

Lua

Apicius dijo...

Hola Lua:
Gracias por tus palabras y sobre todo por leerme.
Desde luego la pregusta tiene difícil respuesta.
Por ejemplo las patatas una vez guisadas tienen mala conservación, inclusive de un día para otro cambian mucho sus cualidades organolépticas.
Guisos de alubias, pero sin patatas, tienen buena congelación, las patatas no es que queden incomestibles, sino que se endurecen y cambian algo de sabor.
Guisos de carne con salsas, buena congelación.
Intuyo que quieres congelar para darles una larga duración, aunque la congelación en casa no es tan efectiva como la industrial.
Primero no tenemos en nuestras casas un abatidor de temperatura, otra cosa que debemos tener es un arcón a menos 30º C. para que llegue lo más rápidamente posible la congelación al corazón del producto. (Luego el mantenimiento a -18º C).
Yo suelo congelar algunas cosas, pero prefiero los platos recién hechos.
Saludos