sábado, 1 de septiembre de 2007

Goulash del Balaton

Hace unos años publiqué en un foro de gastronomía esta receta, la tenia aparcada y hoy me he decidido a oficiarlo pero en vez de utilizar carne de vacuno he utilizado 500 gramos de carne de potro de produccion ecológica. (alguna nota sobre el goulash la podeis ver aquí)
Los ingredientes a utilizar para los 500 gramos de carne son los que siguen: 2 cucharadas de manteca, (para los que me leen al otro lado del Atlántico, por estos pagos llamamos "manteca" a la grasa de cerdo solidificada y mantequilla a lo que Vds. llaman manteca), 200 gr. de cebolla, 200 gr. de tomate, 1 pimiento verde de los llamados italianos, 200 gr. de patatas, 1 cucharada de páprika dulce (un toque de picante le va muy bien), 1 pulgarada de cominos, 1/2 cucharilla de las de café de Mejorana fresca, la seca también vale en ausencia de la anterior, 1 diente de ajo, 1 taza de caldo, 1 vaso de vino tinto tipo Rioja, sal y pimienta.
La manteca se puede sustituir por mantequilla o por aceite de oliva virgen extra, pero es más tradicional usar manteca de cerdo.
La carne la he tenido en un adobo de salsa de soja y pimienta recién molida.
El primer paso es poner en una cazuela la manteca de cerdo y empezar a sofreír la cebolla cortada en aros.
Mediada la cocción de la cebolla, añadir la carne cortada en dados y saltearla hasta que esta se dore pero sin que se queme la cebolla.
Carne y cebolla en su punto para continuar añadiendo los ingredientes que faltan.
A lo anterior agregamos el diente de ajo pelado y las especias. Espolvoreamos con la paprika y rociamos con el caldo y el vino. Salpimentamos y dejamos cocer a fuego lento hasta que la carne esté blanda, en este caso han sido 30 minutos. Ya la carne blanda, añadimos el tomate, sin pepitas ni piel, cortado en dados pequeños y el pimiento verde cortado en aros. Como tenia un trozo de zanahoria que me había sobrado de otro guiso, también se la he añadido cortada en discos finos. Dejar cociendo hasta que todo esté bien cocido.
La patata se puede añadir en la fase anterior y cocer con el tomate y pimiento. De esta manera el caldo resulta un poco más gordo. Yo las suelo freír en dados y se los añado a la hora de sacar a la mesa.
Aspecto de una ración.

4 comentarios:

Rock dijo...

Hola, un amigo que estuvo en hungría hace poco se trajo un libro de recetas y fotocopié alguna de las recetas, en concreto la de goulash me hizo mucho incapié en que la hiciese, pero siempre me quedó la duda de entre que se diferencia el paprika del pimenton ya que supongo no es lo mismo hacerlo con el pimentón que venden aqui. ¿hay algún sitio donde se pueda encontrar en España?

Saludos.

Apicius dijo...

Hola Rock:
Por supuesto el Paprika y el pimentón son la misma cosa, ahora bien si nos ponemos en un estricto y ortodoxo estudio llegaríamos a la conclusión que no son la misma cosa, como no lo es el pimentón de La Vera y el Murciano.
La Paprika se introdujo en Hungria en el siglo XIX, en otros países europeos y sobre todo en España se venia utilizando por lo menos 200 años antes, estoy escribiendo de memoria, así que los datos con pinzas.
Creo que Paprika lo podrás encontrar en establecimientos especializados, yo tengo un saquito con unos 200 gramos que me trajo un amigo en una excursión que hizo a Hungria.
Saludos

Sergio dijo...

Hola Apicius:

Acabo de descubrir tu blog y me parece interesantisimo. Ya tengo claro cual será mi fuente de recetas a partir de ahora. Estuve viviendo en Hungria unos años y me ha llenado de nostalgia ver incluido este plato entre las recetas. El pörkölt (variedad del gulyas) se hacia con un paprika tremendamente picante, aunque se le echaba muy poco de esta variedad, le daba un toque reconstituyente muy necesario aquellos frios inviernos.

Muchas gracias por tu blog y un saludo.

Apicius dijo...

Hola Sergio:
Gracias por sus palabras y sobre todo por leerme.
Saludos