domingo, 9 de septiembre de 2007

Anchoas, bocarte o boquerón rellenos con pimiento del piquillo.

Estas anchoas una vez limpias, abiertas y sin su espina están listas para su relleno. Hay que tener cuidado cuando se les quita la espina que nos se nos separen las dos partes del pez , la cola se la dejaremos, ya que si se la quitamos es más fácil la separación de estas partes durante la manipulación. En esta fase se sala al gusto.
Cada anchoa la ponemos sobre la tabla y le ponemos encima una porción de pimiento del piquillo. Hay quien lo pone según sale de la lata de conservas, a mi me gusta pasarlos por la sartén con un par de ajos, una pulgarada de azúcar y la sal que corresponda.
Lo anterior lo tapamos con otra anchoa.
Pasamos los paquetes por harina, luego por huevo batido y las ponemos a que naden en aceite de oliva virgen extra bien caliente.
Aspecto de las anchoas una vez fritas. En la fuente podréis ver una anchoa, arriba un poco a la derecha, en que se ha rellenado sustituyendo la espina por una tira de pimiento. Es otra manera de rellenarlas.



2 comentarios:

odili dijo...

me ha encantado tu cuaderno,y que decir de tus recetas pero lo que realmente me ha sorprendido es tu dedicacion a la cocina.
estos boquerones ya los hacia yo y decir que son un bocado exquisito.
con tu permiso me agrego tu blog a favoritos

Apicius dijo...

Hola Odili:
Si, es cierto, esta receta es bastante popular por estos pagos.
He visitado tu blog y me parece interesante.
Saludos