domingo, 26 de agosto de 2007

Productos de la huerta en forma de Lasaña

Esta preparación esta compuesta de patatas, pimientos verdes y rojos, calabacín, cebolla, champiñones y queso parmesano. La sal y pimienta al gusto. La forma de montar en la fuente de horno es la clásica de las lasañas, quitando la pasta y sustituyéndola por discos de patatas previamente fritas. El remate final es ponerle queso parmesano rallado y un pase por el horno.
Las cantidades como es obvio dependerán de la cantidad que vayamos hacer. Para dos raciones amplias o tres normales he empleado dos patatas, 250 gr. de champiñones, 1/2 calabacín, 2 cebollas, 2 pimientos rojos y 3 pimientos verdes.
Empecé cortando la cebolla en medios aros y en la sartén con un poco de aceite de oliva virgen extra la puse a pochar.
A medio camino del pochado, le añadí el pimiento cortado en tiras.
El tomate, empleé un tomate, y el calabacín cortados en dados. El tomate sin piel.
A la cebolla y pimiento verde le añado el calabacín y tomate y sigo rehogando.
Una vez los pimientos asados y sin piel, los corto en tiras
y los añado al pisto.
Las patatas cortadas con una mandolina en discos gorditos. los pongo en un bol con agua para quitarles algo de almidón.
Las frío por tandas en aceite caliente, por supuesto el aceite de oliva virgen extra..
Una vez las patatas fritas, tienen que estar "medio fritas, medio cocidas", las pongo en la fuente del horno. Esta es la primera capa.
Las patatas se cubren con una capa de pisto o chamfaina.
La chamfaina la cubrimos con una capa de champiñones cortados en lamas, que previamente los habremos hecho un poco, sazonándolos al gusto del oficiante. La fuente ya con los champiñones in situ.
Se cubren los champiñones con una capa de patatas.
y otra capa de pisto o chamfaina.
Se remata con una capa de champiñones, como no me llegaban y me habían sobrado unas patatas, pues hice el montaje que veis, champiñones por los costados y patatas por el centro.
Una buena porción de queso parmesano rallado cubre toda la fuente.
10 Minutos en el horno, los cinco primeros a 200º C y los 5 últimos con el gratinador encendido.
Aspecto final del preparado.