domingo, 15 de junio de 2008

Tartaletas de morcilla con pimientos y huevos de codorniz frito

Este pintxo o tapa es muy similar al que presente el 13 de enero, hoy el pimiento lo integro en la morcilla en vez de ponerlo encima como está en este enlace.
La morcilla sin la piel, la pongo en una sartén con un poco de aceite, la desmenuzo y la voy cocinando a fuego bajo. A media cocción le
añado unos pimientos del piquillo totalmente troceados. Se hace muy bien aplastando los pimientos con las púas de un tenedor y estas nos lo cortarán en brunoise fina, seguimos haciendo y salpimentamos si hiciera falta.
Una vez la morcilla/pimiento en su punto, rellenamos unas tartaletas y encima de las mismas ponemos un huevo de codorniz frito. Para romper las cascaras de los huevos de codorniz cortarla con un cuchillo pequeño de sierra o darles un corte con la punta de una tijera, evitareis que se os rompan las yemas.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Me gusta mucho la mezcla de morcilla con pimiento, la probaré seguro, aunque esperaré a ir a mi pueblo (provincia de Teruel), para comprar la morcilla de allí, las que encuentro en Zaragoza, me parecen excesivamente especiadas.
¡Gracias por compartir tu sabiduría! Aprendo mucho contigo, un saludo. Esperanza

Apicius dijo...

Hola Esperanza.
Es buena idea comprar productos de la tierra de uno, normalmente son los que mejor nos saben ya que nuestros primeros recuerdos gustativos están en los productos del terruño.
Gracias por la nota y sobre todo por leerme.
Saludos