sábado, 21 de junio de 2008

Brécol cocido y Chicharrillos fritos

De estos dos platos que he preparado, apenas tienen explicacion, así que he decidido ponerlos en el mismo paquete. Estos dos ramos de brécol los he puesto en agua, salada al gusto y con el zumo de medio limón. Los he cocido hasta que el tallo se podía atravesar con un palillo.
Así han sido sacados a la mesa y el que ha querido lo ha aderezado con un sofrito de aceite y ajo o con mahonesa.
Estos chicharrillos, con eso de que los pesqueros de altura están sin faenar y los de bajura aunque están pescando, tienen más demanda y es más difícil encontrar pescado de este tipo en esta plaza. Pero hoy he dado con estos chicharrillos, muy frescos (Todo lo frescos que puedan llegar a una plaza que no es puerto de mar) y caros para ser unos simples chicharrillos, pero ha resultado una buena compra ya que han resultado fantásticos.
La preparación bien simple, después de limpios y salados al gusto. Los he pasado
por harina y fritos en aceite bien caliente.
Este es el aspecto que han tenido después de pasar por la sartén. Por supuesto de la sartén a la mesa ya que el pescado frito me gusta comerlo calentito, que se atempere en el plato y enfrente del comensal.