viernes, 27 de junio de 2008

Bonito con cebolla confitada y aceitunas

Este plato lo hago simplemente con cebolla, aceitunas y el bonito correspondiente. No le pongo nada de pimienta ni tampoco aromáticas. Francamente queda muy bueno sin más añadidos.
Una cebolla y media grandes cortadas en plumas, las pongo en una cazuela con un poco de aceite de oliva virgen extra a fuego suave. En el fuego, una vez ajustado este y la cazuela tapada, estará un par de horas, por supuesto el fuego al mínimo.
De dos rodajas de bonito he sacado unos cuartos para hacer este plato, 3 piezas, con tomate 4 piezas y unos cortes en forma de cubos para hacer un marmitako. Con las espinas y partes negras del bonito he hecho un fumet que lo utilizaré cuando haga el marmitako.
Como veis la cebolla a quedado en su mínima expresión, despues de casi 2 horas de coccion, añadimos unas aceitunas verdes y negras fileteadas y seguimos con la cocción pero ahora sin tapa para reducir los jugos.
La cebolla algo más reducida y cuando empieza a tomar color, añado
el bonito y justo lo marco por cada cara, lo emplato y a la mesa. En este estadío salamos al gusto. Tener en cuenta que las aceitunas aportan sal.
Aquí veis el corte de dos tacos de bonito, como veis hecho por fuera y atemperado, casi crudo por el centro. La combinación queda muy agradable y el bonito al estar cocinado muy poco esta jugoso y con todos sus sabores.