sábado, 15 de septiembre de 2012

Tosta de revuelto de morcilla

Una tosta o canapé que queda muy jugoso, es agradable y encima cuesta poco.
Comenzamos pochando cebolla, hasta que comience a tomar color, 

Cuando ha tomado color, sin quemarse, se 
añade la morcilla bien desmenuzada y se va cocinando hasta que quede
al gusto del chef, normalmente oscurece bastante de su estado inicial. Añadimos unos huevos batidos salados al gusto, (En esta ocasiona han sido 10 huevos para dos morcillas y dos cebollas) y lo 
vamos revolviendo hasta que el huevo cuaje. No dejar el huevo demasiado seco.
Poner porciones de lo anterior sobre tostas de pan.