sábado, 1 de septiembre de 2012

Bollería para el desayuno

Hoy va de bollería debido a que un contertulio del café me dijo hace unos días, “Ha intentado la mujer hacer unos bollos de leche y no le han salido todo lo bien que ella hubiese querido, porque no haces unos y veo como te salen y tratar de mejorar los nuestros, si es que los tuyos salen mejores".
Aprovechado que estos días me vienen los nietos por la mañana, su madre trabaja, así que les armo de libreta, lápiz, (están empezando a escribir su recetario) y nos ponemos a cocinar, por supuesto que también meten mano en las preparaciones.

Así que hemos preparado unos bollos suizos para desayunar mañana y con la misma masa les he estado enseñando que también se pueden hacer panecillos cocidos al vapor.
Sin más rollo empiezo con el mise en place.
Antes quiero hacer mención a la cantidad de fluidos líquidos a utilizar, los que yo doy son de referencia, ya que influye el tipo de amasado y sobre todo la clase de harina, yo empleo de fuerza, que la adquiero en una panadería.
Tendremos preparado 750 gr. de harina, 125 gr. de mantequilla, dejaremos que se reblandezca, 100 gr. de azúcar, 20 gr. de levadura de panadería, yo no uso levadura química, 5 huevos, 250 cc. de leche, una cucharilla de sal.
También tendremos un huevo para dar color a los bollos, mantequilla para untar las placas de horno y harina para espolvorear las susodichas placas.
Empiezo preparando la masa leudada madre, para lo cual tomo 170 gr. de harina, que los pongo en un bol, mayor que el tamaño requerido para esta cantidad, ya que luego aumenta.
Se templa la leche y en un poco de ella se disuelve una cucharada de azúcar y posteriormente la levadura, se vierte sobre la harina y revolvemos, este caso es mi nieta la que se encarga de la operación.
Una vez todo el conjunto esté bien homogenizado, (tiene que quedar una mezcla pringosa y húmeda), ponemos la mezcla en lugar templado para favorecer su leudado.
Tiene que aumentar más del doble.
Ponemos el resto de la harina en la maquina de amasar, si se usa este método de amasado o sobre la mesa para efectuar el amasado a mano.
Añádase la sal a la harina y tres huevos de los cinco huevos.
Empezamos el amasado e ir añadiendo el resto de los huevos, más un poco de leche para ablandar la masa.
Le añadimos la masa madre y seguimos el amasado hasta que la masa quede fina.
La masa, en este estadio, tiene que tomar correa, para lo cual seguimos amasándola.
Incorporamos la mantequilla, el azúcar y la leche a cucharadas hasta que la masa este bien fina.
Aspecto de la masa madre una vez leudada. Se puede ver lo que ha aumentado comparando con el inicio, antes del leudadoUna vez terminado el amasado, la masa tiene que quedar húmeda, como si estuviese algo pegajosa pero a la vez se separa de las manos con cierta facilidad.
La dejamos en lugar templado con un paño húmedo por encima, para que no forme costra y se deja leudando hasta que haya aumentado el volumen considerablemente, al menos transcurrirá una hora.
La masa ya leudada y lista para formar bollitos, darle un amasado ligero y empezar a utilizarla para los bollitos. Para formar los bollitos vamos tomando porciones de masa, yo la suelo tomar min. 40 gr. Max. 50 gramos.
Con las manos ligeramente enharinadas vamos formando unos rollos y los vamos dejando sobre la placa de horno que la habremos untado previamente con mantequilla y le habremos espolvoreado con harina.
Una vez la placa cargada de bollitos la dejamos en lugar templado, cubierta con un paño húmedo. Cuando hayan casi doblado el volumen estarán listos para el horneado.
Previamente les damos un corte longitudinal con un cuchillo muy afilado o con una cuchilla.
Una manera práctica y tal vez mas útil para andar por casa es con una tijera se hace muy bien el corte y se puede dar la profundidad que se quiera.
Pintarlos con huevo batido y poner un poco de azúcar granulada por encima.
Bollos de leche una vez horneados a 160º C. por 20 minutos, si no han tomado color antes de terminar el tiempo subir el horno.
Comprobar con uno antes de sacar del horno que están realmente bien cocidos.
Listos para degustar los bollos de leche. Detalle de la cochura interior del bollo Como dije al principio unos panecillos los he cocido al vapor.
La misma cantidad de masa para cada uno y en vez de hacer rollos con ella, los he modelado en bolas.
El recipiente es la “vaporera” que se utiliza tanto en los países orientales, para cocciones al vapor,won tono, Shao mai etc.
Colocación de las piezas en la "vaporera", las piezas están demasiado juntas, pero mi nieto decía que entraban bien, le dije ya veras al final.
Lista la vaporera para cocer los bollitosPiezas ya cocidas, ya se dio cuenta que las teníamos que haber puesto más separadas o tres en vez de cuatro.Como la cocción al vapor no da color, las piezas una vez cocidas las pase un poquito por el horno para darles color y espolvorearlas con azúcar glas. Aspecto interior del bollo.

6 comentarios:

Niágara dijo...

Los suizos se cuentan entre mis bollos preferidos y me ha encantado la idea de hacerlos al vapor. Poder preparar un bollo casero sin tener que encender el horno durante los meses de verano ¡Genial!
Gracias, como siempre.

Carlos Egea García dijo...

Me recuerdan muchos estos bollos de leche a las monas murcianas. Lo que no he hecho nunca es lo de cocerlas al vapor y ya me he quedado con el pique. Esta cocción que hace recordar al pan chino que, a su vez, me recordaba a las antedichas monas. Está claro que hay una raíz común en estas preparaciones.
Me apunto estos bollos de leche para hacerlos al vapor.
Gracias, Apicius.
Carlos, de Vegetal... y tal.
http://vegetalytal.blogspot.com

lola dijo...

un lujo poder cocinar con los nietos y hacer esas cosas tan ricas


¡¡besos¡¡

Ana y Blanca dijo...

Qué bueno! Y quá ganas de un buen desayuno con estos bollos!
http://juegodesabores.blogspot.com.es/

Montse dijo...

Parece que tienen una textura excelente,y ricos lo son seguro!!!
http://estoneslliures.blogspot.com.es

Apicius dijo...

Gracias a tod@s por la visita y comentarios.
Saludos