viernes, 28 de septiembre de 2012

Pata de pato (confit) con panaderas y cebolla confitada

Una receta en la que oficio unas patatas seudo panaderas, ya que prácticamente solo las meto al horno para darles el bronceado.
Comienzo cortando las patatas en discos de un grosor de unos 5 mililitros, y las hago en un recipiente con una mezcla de aceite de oliva y grasa de pato, donde las cuezo y salpimento al gusto.

Una vez las patatas blancas, las escurro y las coloco en una tartera donde acomodaré dos confits. 
La cebolla que también va a llevar esta preparación, la corto en aros y los confito a fuego suave.
Una vez la cebolla confitada la pongo encima de las patatas y 
sobre todo las dos piezas de confit, pongo todo debajo del gratinador y cuando los confits
estén de bonito color los saco y los presento en la mesa,

4 comentarios:

Laurita Piñero dijo...

Un plato sensacional!, anda que no tienen que estar buenas esas patitas de pato!

Apicius dijo...

Paparía gourmet su comentario ha sido suprimido ya que los enlaces llevan a webs publicitarias.
Lo siento.
Saludo

Viena dijo...

Madre mía, estoy tragando saliva, del apetito que me ha abierto esta foto final, se ven espectaculares. Además, fácil de hacer. No, si hoy el que no come bien, es porque no conoce su blog.
Un abrazo.

Apicius dijo...

Hola Viena:
No me cabe ninguna duda, él que no come bien es porque no quiere molestarse un poco, no mucho en la cocina. ¡Y no hace falta gastar mucho!
Unas simples patatas con dos rodajas pequeñas de chorizo son baratas y buen plato para pasar el día.
Que pase buen día.
Saludos