miércoles, 11 de julio de 2012

Calabacines rellenos con veloute de marisco y langostinos

Este es un plato que queda muy agradable y que no resulta muy oneroso para el bolsillo.
Comenzamos sofriendo cebolla y cuando la tengamos transparente, añadimos 
 la pulpa de unos calabacines, en este caso han sido dos de la variedad niza, los vamos cociendo a fuego suave.
 Mientras en una sartén salteamos con una cucharada de aceite de oliva virgen extra y una nuez de mantequilla, las cabezas de los langostinos que vamos a utilizar en el preparado, una vez las cabezas han cambiado de color, 
 añadimos un poco de agua y sobre el fuego, aplastamos las cabezas bien, posteriormente pasamos todo por el pasa purés y por último por el fino.
 Esta es la esencia de las cabezas, con fuerte sabor a langostinos que utilizaremos para dar sabor a la veloute, para lo que añadiremos este caldo al calabacín que estamos cociendo y tres o cuatro cucharadas de harina, dependiendo de la textura que queramos de la veloute.
 Una vez que se haya reducido líquido y tengamos la veloute consistente, añadimos queso rallado y lo fundimos en la veloute. 
 Por último añadimos las colas de los langostinos troceados, un minuto de cocción y 
 rellenamos el/los calabacines con este preparado. En este caso como he dicho, calabacín niza, encima de todo pongo queso rallado Idiazabal añejo, pero un manchego, roncal, etc. totalmente aceptable. Para cocer un poco el calabacín, pongo a horno suave hasta que la parte externa ablande que será cuando subiremos la temperatura del horno hasta  
 que la superficie del preparado quede totalmente tostado.


3 comentarios:

imaginacion dijo...

Pues que te voy a decir amigo de este plato...Que esta con una pinta, de miedo.
Me encanta todo lo que se hace con la beloute, por que creo que es de unos sabores muy especiales; y si encima lleva marisco, ya ni te cuento.
Enhorabuena por este plato.
Besos

Sorokin dijo...

Los langostinos que hay por aquí son descongelados porque vienen de Africa o Asia, así que no tienen casi jugo en las cabezas (como mucha gente, por otro lado). Puedo probar con cigalitas francesas frescas, que son mucho mas sabrosas.

Saludos

Apicius dijo...

Gracias a ambos por visitar mi cocina y dejar un comentario.

Monsieur Sorokin, su opción es tan buena como la utilización de langostinos, además las colitas de las cigalas son muy sabrosas.
Me ha recordado que tengo que hacer unas con una salsa que la hacia para los cangrejos de río autóctonos cuando los había.
Saludos