sábado, 7 de julio de 2012

Pochas con vinagreta a la miel

Ya estamos en temporada de pochas y todavía terminando las de la campaña anterior que las conservo congeladas, este es el decálogo de las pochas congeladas.

Para esta preparación, comienzo pochando media cebolleta picada, media zanahoria y un diente de ajo.
 Una vez los anterior sofrito, añado las pochas sin descongelar,
 las cubro de agua, salo al gusto y las cuezo por unos 25 minutos con la olla sin tapar y si la tapo y las cuezo a presión en 10 minutos están listas.
 Conforme se van cociendo las pochas preparo la vinagreta a la miel, para lo que a una cucharada de miel,
 añado 2 cucharadas de vinagre blanco de Jerez,
 4 de aceite de oliva virgen extra y una cucharada de mostaza.
 Bato bien todo para que quede bien emulsionado, esta vinagreta es una salsa agridulce donde la miel le da un sabor muy particular en combinación con la mostaza.
 Un par de sardinas viejas, las que antes venian en barriles de madera, todavía se suelen ver, las preparo quitándoles las escamas y saco los lomos, procurando que no quede ninguna de las diminutas espinas que tienen.
 Otras de las guarniciones que iban a acompañar a las pochas, que se van a servir sin caldo, zanahoria cruda, tomate, huevo cocido, la vinagreta a la miel, cebolleta y pimiento, todo ello bien picado y los lomos de las sardinas viejas.
 Las alubias una vez cocidas las desposeemos del caldo, que frío es muy agradable como bebida.
En la mesa cada uno se sirve la guarnición conforme a sus preferencia.

2 comentarios:

Carlos Egea García dijo...

Me tienta mucho esa vinagreta de miel con las pochas. Tomo buena nota para hacer algo parecido, adaptado a mi dieta vegetariana.
Gracias, Apicius.
Carlos, de Vegetal... y tal.
http://vegetalytal.blogspot.com

Apicius dijo...

Creo que la vinagreta sera de su gusto, tiene un toque, que le da la miel, muy agradable.
Gracias por la visita y comentario.
Saludos