jueves, 5 de julio de 2012

Bonito en salsa

Ya tenemos la campaña del bonito del norte en plena actividad, por lo tanto es hora de degustar este túnido ahora que está en perfectas condiciones y bien equilibrado de musculo y grasa. 
Una roncha de Thunnus alalunga, salpimentada al gusto y en el recipiente en el que luego remataremos el plato pondremos como una cucharada de AOVE y a fuego muy fuerte marcaremos la loncha por ambas caras. Este marcado tiene que ser rápido. 

Una vez marcada la loncha de bonito o atún blanco  le quitamos la piel y quitamos la espina. Como pueden ver el calor no ha llegado a cocer perfectamente la pieza y se ven partes sanguinolentas. Con el bonito no hay que pasarse en cocción, ya que si lo hacemos, nos encontraremos con una carne seca y con poca jugosidad. 
En el micro ondas pocharemos unos aros de cebolla y


 como ya habremos terminado de marcar el bonito, ponemos en la cazuela un par de pimientos del piquillo en tiras y la cebolla pochada y con un poco de fumet, vamos dejándolos al punto deseado tanto el pimiento como la cebolla.
 Ya los dos elementos hortícolas a nuestro gusto, añadimos salsa de tomate, la integramos bien y 
 añadimos el bonito, en el mismo momento que empiece a burbujear, tapamos y apartamos del fuego. El calor remanente es suficiente para terminar la cocción, sin pasarse, del bonito.
Este plato es una delicia para nuestros sentidos.

4 comentarios:

Viena dijo...

No me cabe duda de que es una delicia para los sentidos. Un único apunte: ¿Por qué en microondas la cebolla? ¿Su equivalente sería pochada, cocida...? No suelo usar el microondas para cocinar.
Un abrazo.

Apicius dijo...

Buenos días Viena:
Normalmente utilizo el micro ondas para calentar la leche del desayuno.
Cuando tengo prisa, que es el pero ingrediente, pongo la cebolla cortada 3 ó 4 minutos y queda muy reblandecida para continuar el proceso de pochado en la sartén.
Gracias por la visita y comentario
Saludos

Maria Pilar-COCINICA dijo...

Que buen aspecto, ha quedado perfecto, es preferible algo sonrosado que pasado de fuego.

Saludos

Apicius dijo...

Gracias María Pilar por la visita y comentario.
Saludos