lunes, 5 de septiembre de 2011

Sardinas al papillote de aluminio

Normalmente en casa no asamos sardinas por los aromas que se expanden por toda la casa. Una forma de evitar estos penetrantes aromas es la de envolver las sardinas en un papillote de aluminio, por supuesto el resultado final no es el mismo que el asado a las brasas o debajo del grill.
Para esta preparación nos proveemos de unas sardinas lo más frescas que podamos encontrar.
Una vez en casa. se salan con sal gorda y se las tiene en el frigorífico a unos 4º C, por un par de horas, pasadas las cuales, sin limpiarlas y enteras, tal cual han salido del mar, se pone,  
una a una envueltas en el papillote de aluminio.
Una vez todas envueltas y aisladas del exterior las metemos a horno fuerte durante 10/12 minutos.
Una vez pasado el tiempo, comprobamos como ha quedado uno de los envoltorios y si estamos conforme con el grado de asado, damos por concluido este.
Aspecto de media docena, asadas y sin olores. Por supuesto no es lo mismo que asarlas a la brasa.

10 comentarios:

Anniki dijo...

Nunca he probado de hacer las sardinas así, lo tendré en cuenta para la próxima vez que compre.
Besos

Cocinando entre Olivos dijo...

A mi me las enseñó a preparar así mi nutricionista hace tiempo, hay que reconocer que no tiene nada que ver un espeto malagueño pero el apaño lo hacen, si mañana hay en la pescadería las compro que yo lo de la sal no lo hago y así seguro que mejora.

Santiago dijo...

Yo así he hecho gambones o langostinos (sobre la plancha, no en el horno), pero habrá que probarlas, que me encantan las sardinas y nunca las hago por lo del olor.
Muchas gracias por el aporte
Santiago

MaryLou dijo...

Pues no será lo mismo, pero tienen muy buena pinta!
Yo las hago directamente en la bandeja del horno, con sal y tampoco huelen demasiado.
Besicos

lola dijo...

no es lo mismo pero es una buena alternativa, se hacen en su propio jugo


¡¡besos¡¡

LA COCINERA DE BETULO dijo...

En el campo y con las brasas es como mejor saben, pero dentro de un piso la cosa cambia y de esta manera ni resto de olores.
Saludos.

Viena dijo...

Qué casualidad Apicius, hoy hemos comido en casa sardinas asadas. Las he visto tan frescas en el mercado, que he comprado y además hemos tenido invitados, así que en el jardín, hemos hecho la sardinada como nosotros la llamamos. Llevamos todo el verano haciéndolas así. Pero su forma me llama la atención y me gusta, es otra manera claro y me pregunto ¿no estarían ricas con algunas especias?
Me parece una alternativa estupenda para el problemita de los olores, que es cierto, es un incordio porque luego huele la casa durante días.
Un abrazo.

Apicius dijo...

Hola a tod@s por visitar mi cocina y dejar un comentario.
Por supuesto yo no he inventado nada y desde luego no recuerdo de quien aprendí esta técnica Ana Maria.
Santiago, es una manera de mitigar muchos los "perjumenes" de este pez, pero como dice La Cocinera de Betulo, en las brasas es como mejor saben.
Viena con aromáticas en esta preparación no las he utilizado nunca, la próxima vez lo haré, al menos con un par de ellas y ver la diferencia.
Saludos

MIBLOGDEPINTXOS dijo...

pues yo las hice una vez envueltas en albal, pero "asadas" con soplete. Resultados fantásticos. A ver si lo repito y pongo fotos que en aquella ocasión no tuve ganas. Como dicen otros bloggers, el sabor de la brasa es único (bueno, ahora hay aceites con sabor a humo...), pero a falta de pan, unas sardinas frescas así elaboradas dan el pego y nos consuelan a los que no podemos asarlas.

Apicius dijo...

Hola MIBLOGDEPINTXOS :
Me ha gustado la idea de hacerlas con el soplete, además creo que se ahorra energía.
Otra forma de aromatizar, como si de un asado a las brasas se tratara, es quemar unas remitas secas de aromáticas y las cenizas ponerlas, una vez asadas sobre las sardinas.
Gracias por la visita y comentario
Saludos