jueves, 23 de junio de 2011

Lampeira gallega (un pobre remedo) y bollos de leche

Para esta torta, que en principio iba a ser una Larpeira gallega, pero debido a lo que a mi me parecieron unas cantidades erróneas, las que estaba utilizando, varié el plan inicial y reconvertí el producto en lo que he dado por denominar Torta para desayuno o merienda.
Las ingredientes y cantidades a utilizar son:
1 kilo de harina de fuerza, 5 huevos y dos yemas, 1 vaso de anís, 30 gr. de levadura de panadero, ½ sobre de levadura en polvo, 125 gr. de mantequilla, 1 limón, ¼ litro de leche y pulgarada de sal.

Con tiempo hacemos la primera masa fermentada, que la haremos con un puñado de harina, un poco de agua, la levadura y la pulgarada de sal.
Aquí es donde me confundí y le puse demasiada harina y demasiada agua, ( 250 gramos de cada).
Mezcla de la primera masa.

La masa ya leudada, se aprecia que el volumen ha aumentado ostensiblemente.
Se juntan el resto de los ingredientes en la amasadora, del limón pondremos la ralladura y el zumo, el azúcar la añadiremos disuelta en la leche, amasaremos con la maquina y si no se dispone de ella a mano.
Durante el amasado añadiremos la primera masa leudada.
Como empleé más agua de la necesaria en el primer leudado, la masa me quedó demasiado pringosa.
Así que tome una parte de ella y la puse en un molde redondo. El trasvase lo hice con un cucharón.
Para dejar la masa mas manejable y secarla un poco le añadí mas harina hasta dejar la masa manejable aunque todavía ligeramente pegadiza.
Rellene el molde que podéis ver y le hice unos cortes.
Lo deje leudando hasta que aumento el volumen a el doble como mínimo.
Esta es la masa que me resulto en primer termino y que la utilicé sin secarla.
Se puede apreciar en la fotografía que esta demasiado húmeda, intente marcar unas rayas pero fue imposible.
Una vez el leudado terminado, en la pasta que seque un poco, puse en cada celda un poco de azúcar y una lama de mantequilla y en los cortes unas tiras de crema pastelera.
En la masa que no era manejable y después del leudado la marque con la crema pastelera y en cada celda los mismo que en la anterior, azúcar y mantequilla
Aspecto después de haber pasado por el horno 25 minutos a 220ºC. Esta corresponde a la masa en que aumente la cantidad de harina para su secado.
Aspecto de la que paso por el horno 35 minutos a 220º C. corresponde a la que no seque.
Vistas de un corte, corresponde a la masa desecada.
Corte de la que no deseque, subió un montón.
Aspecto de la cuña

Cuando realice la torta para el desayuno la hice a la tarde noche y como tenia masa de sobra, debido como dije, parte de ella la tuve que secar a base de ponerle más harina.
La masa que me sobró la dejé a baja temperatura (unos 6 º C ) durante toda la noche, para que su segundo leudado fuese lento.
A la mañana hice un rulo con ella y la partí en trozos para hacer bollería.
A unos les dí la forma de ochos, que después de hacer un aro por el método de meter los dedos en el centro de la bola de masa y hacerla girar. Luego por torsión se le da la forma de ocho
Unos ochos y panecillos, dejados en reposo para que vuelvan a subir.
Una vez el último leudado ha terminado, doy unos cortes profundos en los ochos y bollos y el corte es rellenado con crema pastelera.
Se meten al horno por 18 minutos a temperatura de 180ª C. El tiempo será más o menos dependiendo del tamaño de las piezas.
Aspecto de la bollería después de su paso por el horno.

5 comentarios:

La cocina de mi abuelo dijo...

como buena gallega me encanta la larpeira, en casa la comemos a menudo,

LA COCINERA DE BETULO dijo...

Lo que ha llegado a cundirle esta masa, le ha sacado un buen provecho. Me da la impresión que una queda más tipo brioche y la que subió más tipo bizcocho, pero seguro que todo incluso los bollitos estaban muy buenos.
Saludos.

Viena dijo...

Sí parece que ha tenido trabajo Apicius, con esta masa. Por lo que se ve en las fotos, la que no secó todavía está mejor ¿es así? Por lo menos el corte se ve muy bien y bueno, con la crema pastelera, debía estar rica.
Un kilo de harina es que cunde mucho.
Un abrazo.

BlauKitchen dijo...

A mi me encanta la que no secó aunque las dos tienen muy buen aspecto y lucen mucho, quizá por el corte llame mas la atención. ¿Cual estaba mejor según su criterio?

Vaya dulces le salieron con la masa sobrante! magníficos, a eso se le llama sacar partido a una masa.

Un saludo

Apicius dijo...

Gracias por visitar mi cocina y dejar un comentario
Creo que se habrán dado cuenta que ha sido una re-edición de una receta de noviembre 2006 y las voy publicando para los lectores que se han unido posteriormente las puedan leer sin tener que pasar por el indice.
Amabas preparaciones estaban muy finas y de buen paladar.
La volveré hacer el próximo otoño.
Saludos