martes, 28 de junio de 2011

Torta de amaranto

Hace unos días, cuando hice las galletas o pastas de amaranto, también realice un bizcocho con harina de amaranto. La harina que utilicé fue la obtenida con el molido de las semillas de amaranto y quedó esta muy arenosa, pero dije hay que probar y ver como queda.
Así que puse cuatro huevos y 125 gramos de azúcar en un bol.

Una instantánea de la harina de amaranto, desgraciadamente no soy tan buen fotógrafo como para que se pueda apreciar el grano de la harina.
Bato huevos y azúcar hasta que esponjen mucho y el batido quede blanquecino.
Añado la harina de amaranto y la revuelvo por el procedimiento de los "cinco dedos", es decir con los dedos de la mano separado y trabajando cual rastrillo de abajo hacia arriba mezclo todo y 
lo pongo en un molde para bizcochos, previamente untado de mantequilla y enharinado, para que no se pegue el bizcocho.
Este fue el resultado. Bueno para que no me lo digáis lo digo yo. Ajuste tiempo y temperatura como para un bizcocho genovesa es decir 180º C y 20 minutos. cuando se terminaron los 20 minutos, (el bizcocho debería haber estado listo), pincho el bizcocho y por el centro estaba crudo y como sucede en el 90% de los casos cuando se abre la puerta del horno con los bizcochos, si estos no han terminado su cocción, pues eso se desinfla y de ahí que la parte del centro del bizcocho está aplanada. De sabor muy rico con un retrogusto que evoca al realiz de palo y la textura un poco arenosa, aunque menos que en las galletas que ya os comenté. 
Ya tengo solucionado el problema de la harina y en breve os diré como he solucionado la dificultad, ahora la harina que "fabrico" es suave, fina y etérea, por lo que creo que será la idónea tanto para las pastas, como para repetir este bizcocho y otros postres en los que sustituiré la harina de trigo por la de amaranto.

5 comentarios:

Roció y Jose Manuel, "lasrecetasdetriana.blogspot.com" dijo...

Nunca lo hemos usado, pinta muy bien desde luego...
Besos

Viena dijo...

Es usted un fiera, Apicius, no solo se atreve con el amaranto siéndonos desconocido, sino que ya ha resuelto los problemas y se dispone a fabricar la harina en condiciones de ser usada para que todo salga bien. Eso es un cocinero.
Me parece genial el uso del amaranto, después de leer todo lo que nos puso Gaby, es un homenaje debido el que le tenemos a este ingredientes.
Un abrazo.

LA COCINERA DE BETULO dijo...

Es usted un buen investigador de los productos, pero como quien la sigue la consigue estoy segura que al final dará con el producto adecuado.
Seguro que el sabor está bueno.
Saludos.

Carlos Egea García dijo...

¡Magnifico!
Tras las galletas esta torta, que parece muy suave. Interesante este trabajo con el amaranto y quedo intrigado por la forma de hacer más etérea la harina.
Estaré atento.
Gracias, Apicius.
Carlos, de Vegetal... y tal.
http://vegetalytal.blogspot.com

Apicius dijo...

Gracias a tod@s por vuestra visita y dejarme tan sabrosos comentarios.
Tal vez mañana publique la forma de ir procesando las semillas de amaranto y la "fabricación" de la harina y si tengo tiempo tal vez el bizcocho, que es lo más rápido y posteriormente las galletas con otra modificación que les voy hacer.
Saludos