sábado, 17 de mayo de 2008

Champiñones para guarnición

Se estaban poniendo feos estos champiñones en la alacena y antes de tener que desecharlos los he preparado de una manera muy simple para que me sirvan de guarnición para por lo menos un par de preparados.
He empezando troceándolos en lamas a lo largo, los he puesto en una cazuela con una cucharada de aceite de oliva virgen extra y con el fuego bajo los he dejado que suden y se vayan haciendo poco a poco. A media cocción los he salpimentado.
Ya casi finalizada la cocción les he añadido un chorreón de salsa Perrins. Un poco más de cocción
y listos para acompañar a algún plato.
Unos van acompañar a estos filetes empanados de pechuga de pollo y fritos. Para empanar un filete de pechuga de pollo no hace falta pasarlo por huevo o liquido similar, simplemente poner el filete sobre el pan rallado y presionar ligeramente, el pan rallado se nos adherirá al filete y durante su fritura, aunque algo se desprende casi todo queda en el filete y le da un toque crujiente al mismo.