jueves, 3 de agosto de 2006

Fideos de arroz con carne de pollo y gambitas deshidratadas en caldo picante.

Esta receta es de procedencia china y su nombre es “Lat Tong Yoke Lup Meen”, que en el idioma de Cervantes sería Fideos con carne en sopa picante.

Empezaremos haciendo el caldo, para lo cual utilizaré unos cubitos congelados de caldo concentrado, los pondremos a templar en un cazo y añadiremos algo de agua, pimienta negra recién molida y 1 cucharada de salsa de ostras o una cucharada de pasta de soja, salsa de setas y salsa para china para marinar.


Dejamos cocer, rectificamos de sal si fuera necesario. Se reserva.

Los ingredientes que vamos a utilizar para la guarnición del plato son:
Unos 100 gramos de pechuga de pollo cortada en tiritas, 40 gramos de gambas deshidratadas, media zanahoria, media cebolleta, 2 champiñones y unas setas chinas deshidratadas, (en este caso no las he utilizado y utilizado unas senderuelas secas, para este plato me gusta mas las chinas.), un pimiento rojo picante, todos estos ingredientes cortadas en juliana fina.
Los fideos de arroz usados, unos 100 gramos, los que no son trasparentes y por lo tanto con mas contenido de almidón.
Las setas secas se ponen en agua para rehidratar.


Comenzamos cociendo los fideos, en agua a la que le habremos puesto una cucharada de aceite y un pocquito de sal
Cuando estén a nuestro gusto se sacan a un bol y se reservan, si vemos que el almidón se vuelve pegajoso, lavarlos con agua tibia.

En el wok y con dos cucharadas de aceite ponemos unos discos de jengibre hasta que empiece a soltar su fragancia, añadimos los vegetales, los salteamos brevemente y añadimos el pollo y las gambitas. Se sigue salteando hasta que todos los ingredientes estén al punto, los que mas tardan son las gambitas, así que antes de que estas estén blandas se añade el caldo y se cuece todo hasta que este a nuestro gusto
Ponemos los fideos en una cazuelita adecuado, hacemos un agujero en el centro y lo rellenamos con parte de la guarnición.

Luego regaremos con el caldo, que estará bien picantito, todo el conjunto.
La corona de fideos la adornaremos a nuestro gusto.
O revolveremos todos los ingredientes.
Al final de la degustación nos quedanrá parte del caldo que es agradable de tomar cuando ya hemos liquidado todos los ingredientes sólidos.