martes, 13 de enero de 2009

Lubina salvaje al horno

Esta lubina salvaje, de 1800 gramos, estaba muy fresca y la he preparado sin ningún disfraz, creo que el producto se lo merecía por él mismo.
Así que después de bien limpia y salada convenientemente, la he acomodado en una bandeja de horno ligeramente aceitada con aceite de oliva extra virgen, un poco de vino blanco y unas gotas de vinagre de Jerez. Al horno ha ido a pasar un rato a 180º C y como
en el nuevo horno que tengo tiene un termómetro sonda inalámbrico, cuando la temperatura en el interior ha llegado a 70º C he dado por finalizado la estancia en el horno de la lubina. Para mi modesto entender la temperatura en la parte central de un pescado al horno no debería de pasar de 75º C, así el pescado nos queda jugoso y perfectamente cocinado.
Una vez fuera del horno, he acomodado la lubina ya sin su cabeza, no me entraba en la fuente con ella, la he abierto, le que quitado espina central, dorsales y ventrales, la he rociado con un sofrito de un diente de ajo y media guindilla seca cortada en aros y a la mesa. Estaba soberbia. Como guarnición, pero sin tomar contacto con el pescado unas verduras en salsa agridulce.

7 comentarios:

NBC dijo...

Tiene una pinta estupenda!
Gracias!!

Apicius dijo...

Hola NBC:
Es cierto buenas pinta y mejor sabor.
Gracias por la nota y por seguir leyéndome.
Saludos

Elena dijo...

Ya de vuelta de las vacaciones, vuelvo a felicitarle por sus recetas.

Y le agradezco la información técnica que da, como la de la temperatura interna de los pescados: solo tenía una tabla para la temperatura de las carnes.

Un saludo,

Elena

Raquel dijo...

Que lujo de lubina acostumbrados como estamos a las "domesticadas" una buena pieza de pincho como esta no necesita mas que buen apetito;-) Feliz año nuevo.

Apicius dijo...

Hola Elena:
Veo que vuelves a la vida cotidiana y al trabajo.
Gracias por tus agradecimiento que lo aprecio en todo su valor.
Saludos

Apicius dijo...

Hola Raquel:
No te vayas a pensar que estoy acostumbrado a comer lubina salvaje un par de veces a la semana, lo normal en casa son las amaestradas, pero de cuando en cuando se hace alguna excepción.
Gracias por tus deseos que son los mismos para todos los que me leéis y para el Mundo en general.
Saludos

Antonio dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.