domingo, 18 de enero de 2009

Bizcocho enrollado relleno de mermelada albaricoque y nata

El bizcocho enrollado y relleno es rápido y fácil de hacer. Esta preparación comenzásemos con 4 huevos y 125 gramos de azúcar, estos ingredientes los pondremos en un bol grande
batiremos hasta que aumente mucho y quede de un color blanquecino y muy espumoso.
La harina, 125 gramos, la tendremos ya preparada y tamizada, hoy en día las harinas prácticamente no necesitan tamizado y si en esta preparación se hace es para airearla e integrar en la misma algo de aire que atrapa durante el tamizado.
Esta harina la ponemos sobre los huevos y azúcar ya batidos y una cosa importante es que para integrar la harina no hay que batir, sino que hay que integrarla a base de cortes con la espátula o sino utilizar el método de los cinco dedos, es decir con la mano y con los dedos separados ir haciendo surcos e integrar la harina en el batido.
Ya tendremos preparado la placa de horno para hornear el bizcocho, como yo utilizo la que veis, tengo que darle un poco de mantequilla para que una pequeña película de harina se me adhiera y luego la plancha de bizcocho no se me pegue.
Vertemos toda la mezcla del batido y harina en el molde y la metemos en el horno por 18 minutos a una temperatura de 180º C. No obstante antes de sacar el bizcocho pincharla con una aguja de hacer calceta y si sale limpia el bizcocho ya está listo.
Aspecto de la plancha una vez horneada.
El desmolde lo hago sobre un paño de cocina, esta vez lo he espolvoreado con harina, otras lo suelo hacer sobre paño húmedo, esto es para que no se pegue la bronceada película del bizcocho.
luego se enrolla en caliente y se deja que se entibie y si se enfría tampoco pasa nada. El motivo de enrollarlo es para que luego no se nos rompa. Si el relleno que vayamos a poner admite temperatura se puede poner el relleno nada más sacar la plancha del horno y proceder a su enrollado en caliente.
Para rellenarlo, lo desenrollamos y sobre la plancha le pongo una capa de mermelada de albaricoque y luego nata montada. La cantidad de relleno tiene que ser tal que al enrollarlo la plancha las dos puntas queden besándose. Luego lo espolvoreo de azúcar glass y le paso el soplete ligeramente para que se me formen unas perlitas de caramelo en la superficie. También se puede quemar con un hierro de cocina, se parecen a los clavos grandes pero más largos o simplemente dejarlo con el blanco níveo del azúcar glass. Hay quien lo baña con cobertura de chocolate.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Querido Apicius,

qué día de fiesta el día que mi ama hacía brazo de gitano para merendar!! gracias por sus recetas y evocarme tan deliciosos recuerdos.

NBC

Apicius dijo...

Hola NBC:
Gracias por el comunicado y por seguir leyéndome.
Saludos