sábado, 17 de febrero de 2007

Lasaña vegetal

Esta lasaña vegetal es un poco anárquica, tiene una variedad amplia de productos, pero también se podía hacer con menos de los empleados en esta preparación.
He utilizado: 1 calabacín, 1 berenjena, 3 alcachofas, 4 espárragos verdes, 1 pimiento verde, 1 pimiento rojo, 1 zanahoria, 6 champiñones, unas aceitunas negras, 1 cebolleta, un puerro, dos tomates, queso mozzarella, queso parmesano y un poco de salsa bechamel con jamón y queso parmesano. Si la queremos hacer lasaña vegetal al 100%, suprimiremos el jamón


Aquí están el calabacín y berenjena cortados en lonchas con la mandolina.
En la tacita de la fotografía hay una salsa denominada Tahini (pasta de sésamo), para untar la ultima capa de berenjena/calabacín.
 Previa a la operación de saltear unos aros de alcachofa, salteo el jamón picado finamente, así nos soltará algo de la grasa y en esa grasilla saltearemos las alcachofa, por supuesto las partes blandas de la flor y luego los espárragos troceados.
 Las verduras las vamos a sofreír todas juntas a excepción de las mencionadas anteriormente, tampoco sofreiremos los champiñones. Empezaremos a sofreír las más duras y continuaremos progresivamente hasta que todas estén a nuestro gusto, salpimentaremos al gusto.
 Para montar la fuente o cazuela de horno, yo lo hago con el calabacín y berenjena en crudo, si se quiere reblandecer estos ingredientes un poco se pueden hervir las lonchas unos minutos hasta dejarlas al gusto.
Nota:
Debemos tener en cuenta que la verdura se nos cocinará un poco más cuando la pongamos en el horno.
Como es natural las lonchas de berenjena y calabacín las he tenido, con un poco de sal, sudando para quitar el amargor/picante sobre todo de la berenjena.
Los recortes de berenjena y calabacín se sofríen con los vegetales.

 Después de las primeras lonchas he puesto la verdura y sobre una de ella unos cortes de mozzarella y en la otra aceitunas negras picadas.
 La siguiente capa, lonchas de berenjena/calabacín, verdura y champiñones en crudo, me interesa que el poco aroma que tienen lo transmitan al plato, así que no les hago cocción previa, con el tiempo de horno es suficiente.
 Luego he cubierto con una capa de bechamel ligera, a la que he añadido tacos de jamón, queso parmesano rallado y fuera del fuego perejil picado.
 Otra capa de berenjena/calabacín y unos discos de alcachofa y esparrago verde.
 Para remate unas lonchas de berenjena/calabacín, estas untadas de tahini y sobre ellas queso rallado. En los huecos he puesto un poco de bechamel, puré de tomate y unas pipas de calabaza.
 Fuente de varias raciones, montaje bastante similar a lo anteriormente explicado, la única diferencia que la ultima capa la he cubierto con bechamel. Todavía está sin hornear
 Aspecto de la ración una vez que ha salido del horno donde ha estado 20 minutos a 170º C. cuando lo he sacado le he puesto una yema de huevo semi pasteurizada previamente.
Nota:
La preparación del tahini es muy simple, tomamos semillas de sésamo y las tostamos ligeramente, el punto de tostado es cuando empiezan a soltar su fragancia. Luego se muelen bien en el mortero o con otro medio de trituración y obtendremos un polvo blanquecino ligeramente aceitado. Añadir agua poco a poco e ir revolviendo hasta obtener la densidad deseada de esta pasta de sésamo.

2 comentarios:

Vinatea dijo...

Hola Fernando. Soy Luis Ungo, y ya sabes tu mi preocupación cuando de huevos se trata, y su implicación en la salmonella. ¿Es seguro ese huevo semi pasteurizado? Que quieres que te diga. Como, de comer :-), tanto con la vista, como con la boca y estomago, y esa yema ya me produce, por libre de peligros que esté, una cierta repulsión. Son cosas que uno no puede evitar.
Un afectuoso abrazo
Luis

Apicius dijo...

Hola Luis:
No, que nadie piense que por un minuto de cocción del huevo entero este quede libre de cualquier contaminación que pueda tener.
Lo único y el porqué de cocerlos un minuto, me atengo a la autorización que dio el Departamento de Sanidad del estado de California referente a los huevos empleados en la ensalada Caesar o Cesar.
Los huevos empleados en esta ensalada son pasados por agua por muy poco tiempo, menos de un minuto, tanto fue así que en el año 1990 las leyes californianas prohibieron la venta de la ensalada César (se venia oficiando este plato desde 1920), ya que consideraban que llevaba huevo crudo en su composición. La prohibición siguió hasta que en 1998 se volvió a estudiar el asunto y se volvió a permitir su venta.
Así que en estos asuntos uno mismo tiene que tomar sus decisiones y no porque tal autoridad lo diga o yo lo coma, otros lo tienen que comer de la misma manera.
Saludos