sábado, 24 de febrero de 2007

Revuelto de bacalao

Rápido y sabroso este revuelto de bacalao.
Suelo comprar el bacalao desalado, pero si no es el caso hay que tenerlo a remojo durante 24/36 horas, dependiendo del grosor y de la curación del bacalao.
El que venden ahora normalmente es el denominado "verde", con 24 horas normalmente suele quedar desalado.
Durante el desalado se cambian las aguas cada 8/10 horas, (4 cambios).
Una vez tenemos desalado y sin piel el bacalao, lo partimos siguiendo su estructura laminar, en la foto veis un taco y las lamas que he sacado de otros.
Dependiendo de la parte del bacalao que se este usando (cola seria el caso) y según los gustos, se le puede dar un hervor en leche y luego sacar las lamas.
Las lamas con un poco de perejil las pongo en una sartén amplia en la que el aceite, no mucho, ha sido aromatizado con unos ajos. A fuego muy suave voy confitando el bacalao, lista esta operación, le añado los huevos rotos, en este caso han sido cuatro y voy revolviendo hasta que se vaya cuajando, el cuajado no tiene que quedar muy seco. Hay que tener en cuenta que cuando lo saquemos del fuego el huevo seguirá cuajando, así que hay que sacarlo un poco antes del puno que queramos dar al revuelto.
Revuelto listo para sacarlo a la mesa, el acompañamiento de unos bastones de pan frito le va muy bien.

1 comentarios:

gemma dijo...

Lo probé en casa de unos amigos vascos (no lo había visto hasta entonces) y está delicioso. Me has hecho entrar ganas de bacalao :-)