miércoles, 15 de abril de 2015

Huevo de chocolate con sorpresa

Hace unos días y con mi nieta pequeña fabricamos este huevo de chocolate al que le metí unas sorpresitas dentro utilizando los envases de plástico que vienen en otros huevos.
Le enseñe de una manera muy somera como cambiar la textura de un chocolate para convertirlo en un producto más duro por el templado (calentar a +/- 50º C, bajar a 28ºC y subir a 32º C) no captó muy bien el porqué, pero si noto la diferencia del chocolate inicial que utilizamos y como quedó la textura al final.
Comenzamos poniendo un bol de inox. al baño maría, la niña fue echando el chocolate    
en trozos y 
comenzó el templado, una vez terminados los tres pasos, le dimos una primera capa al molde de
del huevo, dejamos enfriar, para darle una segunda capa 
de chocolate blanco, 
Una vez el chocolate bien frío y duro, desmoldamos, ponemos las sorpresas y 
cerramos el huevo, como pueden apreciar el huevo perdió algo de su brillo debido a que la nieta lo tuvo que manipular bastante para el cierre y ya se sabe como se deteriora la superficie con el calor de las manos.
Lo envolvimos en film de cocina y se lo llevo todo orgullosa de lo que había hecho. 
Como nos sobro chocolate hicimos en unos moldes de chocolatinas y tableta de chocolate lo que ven ustedes, que no es otra cosa que añadir al chocolate templado arroz inflado. 

3 comentarios:

Catalina dijo...

Que bonito Apicius. Lo que ha de haber disfrutado la niña cocinando con su abuelo. Gracias por compartir esta idea para iniciar a los niños en la cocina y pasar un buen rato en familia.

Apicius Apicio dijo...

Gracias Catalina por su visita y comentario.
Que pase un buen día.
Saluds

Viena dijo...

Vaya pedazo de huevo y que experiencia tan bonita para su nieta. No sé quien disfrutaría más, si ella o usted, pero como se aficione a la cocina, va a tener al mejor maestro de donde aprender.
Un abrazo a nieta y abuelo.