martes, 14 de octubre de 2008

Guisote de cordero

Este guisote de cordero está realizado con las partes menos nobles que la pata trasera y las costillas. He deshuesado las partes restantes de medio cordero y he hecho unos paquetitos que los he atado para mantenerlos armados durante el primer paso, de pasarlos por la cazuela con apenas aceite, ya que la carne engrasará debidamente la cazuela.
Cuando han tomado color y el cordero se ha medio hecho, saco las piezas de la cazuela y cuando estén frías les quito la atadura.
En la misma cazuela paso unas patatas con un trozo de grasa del cordero y el riñón, las patatas embeberán los jugos y se tostarán levemente.
Mientras, preparo unos espárragos de la temporada pasada que los tengo congelados. Estos espárragos congelados con 5 minutos de cocción es suficiente, aunque pierden algo de calidad con respecto a la calidad de cuando se congelaron.
Así mismo cuezo durante 6 minutos unos guisantes congelados.
También preparo unos corazones de alcachofa, estas eran frescas y para su cocción he utilizado el método que describo en este enlace para que me queden bien blancas.
Las patatas han tomado algo de color, retiro el riñón y me lo como. A las patatas añado el cordero, salpimento y le doy unas vueltas
Añado los guisantes y caldo de cordero que lo he hecho de la siguiente manera: los huesos que he sacado la mitad los he metido al horno, temperatura alta y los he sacado cuando se han tostado, luego todos los huesos los he cocido durante un par de horas hasta que he obtenido un vaso de vino de caldo, lo he filtrado y es el que he añadido. También he añadido un vaso de vino blanco y un poco de agua hasta cubrir los ingredientes.
Cuando ha arrancado el hervor de lo anterior he añadido las alcachofas, cinco minutos de cocción y
pongo encima unos espárragos. Tapo. Un minuto de cocción y este es el aspecto final del guisote.
Nota:
Podría haber llamado al plato menestra, pero no se ajusta enteramente a lo que para mí es una menestra.

3 comentarios:

Elena dijo...

Gracias por su blog.

El detalle de "retiro el riñón y me lo comó", me ha llegado al alma. Hago lo mismo!!!

Muy buena receta, apropiada para ir viendo como aprovechar partes "más feas", con resultados excelentes. Muy conveniente en momentos como estos que estamos empezando a vivir.

Lo dicho, muchas gracias.

Elena dijo...

Acabo de ver que he escrito "como" con acento en la última "o". Perdón.

Apicius dijo...

Hola Elena:
Gracias por la nota, se ve que eres muy exigente contigo misma.
Al mejor escribano se le escapa un borrón.
Gracias por leerme.
Saludos