domingo, 5 de octubre de 2008

Guisantes salteados con jamón

Ahora no es época de guisantes frescos, pero cuando están en temporada suelo congelar algunos para luego servirme de ellos a lo largo del año. Ahora, ya casi terminando la temporada de la pocha ya tengo mi acopio para los meses venideros.
Para este plato ponemos a cocer los guisantes, sin descongelar, durante 8 minutos una vez comience la ebullición. El tiempo por supuesto se puede aumentar o incluso disminuir dependiendo de las preferencias de textura que nos guste. La sal que ponemos en esta cocción ha de ser teniendo en cuenta que el jamón que vamos añadir posteriormente aporta sal.
Durante la cocción de los guisantes salteamos unos tacos de jamón con un diente de ajo que luego lo desechamos.
Así mismo freiremos unos dados de patatas hasta que estén bien doradas.
Para ir rematando el plato y una vez cocidos los guisantes y sin el liquido de la cocción, les añadimos el jamo y salteamos todo el conjunto.
posteriormente añadimos la patata ya frita, aunamos bien todo y emplatamos,
en este caso en una cazuela de barro y como adorno un poco de huevo cocido.

2 comentarios:

NBC dijo...

En mi casa este plato, de idéntica elaboración, se remata a menudo con un 'refrito' de ajos con pimentón.
Qué riko y qué cashero.
Un abrazo Apicius.

Apicius dijo...

Hola NBC:
Queda muy bien como indica ya que alguna vez se lo he hecho de esa manera.
Saludos