miércoles, 20 de junio de 2007

Chicharro (Jurel) al horno

Ayer martes y dando un paseo por la plaza de abastos (mercado), zona de pescarías, vi un chicharro que tenia unos ojos saltones, brillantes y transparentes, así que me dije este está bien fresco, no porque estuviese entre hielo, sino porque no hacia mucho había sido pescado. Este pescado, como casi todos, pero este especialmente, se deteriora rápidamente, lo ideal sería de la barca a la cocina, pero en areas del interior esto no es posible. Como podéis imaginar el chicharro paso a mi bolsa.
La preparación ha sido sencilla sin muchos aditamentos.
Este pequeño receptáculo que he hecho con papel de aluminio ha sido para que los jugos de la cocción al horno no se extienda por toda la bandeja y no los pueda recuperar debidamente.
El papel de aluminio lo he pintado con aceite de oliva virgen extra y he puesto un poco de chalota, ajo y perejil picados todos ellos para que sirvan de cama al pescado y a la vez aromaticen la preparación.
El pintado con AOVE del papel de aluminio es imprescindible ya que sino se os pegara el pescado al mismo y luego vendrá el desastre, la camita que le pongo también ayuda a que no se pegue.
El chicharro en su lecho, le he metido en la incisión ventral dos rodajitas de limón, lo he aceitado un poco en su superficie y lo he salado. El aceite antes de la sal para que esta quede adherida a la superficie del pescado.
He preparado el sofrito para el aliño una vez asado, para el pescado es él de la derecha, que lo he hecho con unos aros de guindilla seca y unas lamas de ajo, cuando el ajo a tomado color lo he sacado y ya cuando el aceite estaba perdiendo su temperatura le he añadido pimentón, no se lo pongáis con el aceite muy calienta ya que el pimentón se quema con suma facilidad.
El pescado después de 18 minutos a 160º C. Lo he sacado del horno, lo he abierto, quitado la espina y le he añadido el sofrito. Vuelta al horno ahora a 230º C por 3 minutos. Vigilad que no se queme el pimentón.
El chicharro en la fuente con la salsa recuperada de la bandeja de horno.
Medio chicharro emplatado y listo para su ingesta.

7 comentarios:

milcolores dijo...

El chicharro es uno de mis pescados preferidos. Cuando no se tiene un gran presupuesto, y como dice mi padre, prefiero comerme un chicharro "de la mar" que una lubina "de piscina" ^_^

Yo lo preparo tal como describes en la receta y queda estupendo. A veces, también le ponemos una cama de patatas para compañar.

Apicius dijo...

Hola Milcolores:
Si el chicharro lo cobrasen como el besugo, tal vez desbancase a este de los recetarios.
El chicharro ha tenido mal predicamento en nuestras cocinas, por considerarlo un producto susceptible de ser comprado por economías débiles, aunque hoy en día ya no es tan barato.
No muchos libros se ocupan de la preparación de este pez, suelen hacer referencia, "como el besugo" y otras referencias similares. Aunque hay algunas honrosas excepciones, como la referencia que hace Imano Beleak y José Castillo, que recuerde ahora.
Saludos

Beatriz Palenzuela dijo...

Estaba buscando recetas para hacer pan y he tropezado con su blog.
Me parece fascinante tanto las recetas que he estado viendo, como la sección de libros antiguos de cocina.
Las explicaciones de sus recetas son muy claras y fáciles de entender además, lo de acompañarlas con las fotografías del todo el proceso me parece fantástico.
Todavía no he intentado hacer sus recetas pero, tenga por seguro que haré alguna
Quiero darle las gracias por compartir todo este conocimiento conmigo.
(Tenerife)
e-mail:mariagon1500@yahoo.es

Apicius dijo...

Hola Beatriz:
Que el encuentro con mis blogs le sea agradable y beneficioso, y sobre todo un divertimento en suu cocinar.
Las gracias las doy yo por leerme.
Saludos

gracia dijo...

hola soy de sevilla y por casualidad he encontrado su bloc me ha encantado ya lo he puesto en favorito para mirar siempre que lo necesite sus estupendas recetas

Apicius dijo...

Hola Gracia:
Espero no defraudarle en el futuro.
Gracias por sus palabras.
Saludos

PUNTIYO dijo...

Pienso igual que usted, no se le ha valorado nunca bien a este pescado por ser el ue compraba la gente con menos posibles.
Yo tampoco hubiera resistido la tentación de comprarlo.