domingo, 1 de marzo de 2015

Habas secas para los días de fiesta en el pasado

Las habas secas hace unos años eran mu consumidas por estos lares, hoy en día muy poco y creo que es debido a que durante todo el año podemos tener habas "frescas" congeladas.
Estas que hoy he oficiado eran, en el pasado, unas habas de día festivo ya que normalmente, las habas de diario es decir un día sí y al siguiente también estaban oficiadas con un trozo de tocino, que luego lo solíamos comer entre pan. 
Estas habas festivas van a tener, todo productos del cerdo que era lo que más había en las casas de campo, chorizo, tocino, panceta en este caso, pero la papada le va muy bien, salchicha, morcilla y costilla.
Las habas secas las tendremos a remojo como minino 24 horas, pero mejor unas 36 horas.
También van a formar parte de esta preparación productos de la huerta como tomate, pimiento verde, zanahoria puerro y apio. Le va muy bien a este guisote un poco de hinojo pero no lo tenia en esta ocasión a pesar que este producto es habitual en mi nevera.
El primer paso es cortar todos los vegetales en dados pequeños.
Los productos cárnicos los salteamos en la olla hasta que queden marcados, los sacamos de la olla y 
añadimos los vegetales, que serán salteados con la grasa que nos han soltado los productos del cerdo.
Una vez salteados los vegetales añadimos las habas, 
y los productos cárnicos a excepción de la morcilla y salchicha.
Salpimentamos al gusto, 
añadimos agua, la justa para cubrir  y cerramos la olla. Las habas son de cocción larga, sin olla exprés más de 2 horas, casi 3, dependiendo de la calidad de las mismas, en olla exprés las tuve 45 minutos,
 y así salieron. Las probé y como esperaba necesitaban un poco más de cocción, muy poca, así  
que añadí la morcilla y la salchicha y 20 minutos más de cocción y listas para ser degustadas.
Las chacinas las saqué de la olla con la intención de comerlas
 separadamente de las habas.
Pero al final me decidí por montar el plato, todo junto, en una cazuela de barro.
Para mi contraria le monté esta cazuelita, que aunque no se aprecia mucho, me cubrí las manos con guantes de latex y una a una les fui quitando la piel. "Sacrificios" que hace uno por la compañera de más de 50 años.

2 comentarios:

Viena dijo...

Ayy su contraria Apicius, que la tiene usted bien cuidada y mimada.
A mi me encantan los platos de habas, y sí, yo siempre las pongo de 36 horas en adelante, porque si no, me salen duras. El hinojo es excelente para un plato como este, además de que lo hace más digestivo.
Imagino que todavía hace frío por allí, así que ese plato, les habrá reconfortado.
Un abrazo.

Apicius Apicio dijo...

Gracias por la visita y comentario.
Ya el frío se está alejando, pero todavía la temperatura no sube de los 12/14. Durante todo el mes de febrero no hemos visto el sol y las lluvias han sido constantes.
Que pase un buen día a pesar del gobierno. Saludos