jueves, 3 de noviembre de 2011

Peras esmeralda

Gracias Viena por publicar en su día esta espectacular y sencilla receta.

Estas peras esmeralda o verdes, (que fueron un éxito), las vi por primera ves oficiadas en el blog de Sabores de Viena, y en la entrada de Viena hice un comentario que iba gastar con este plato un sirope de menta que tenía, bien digo que tenía, ya que cuando voy a por la botella, veo que no la tengo y entonces me viene a la memoria que antes de la caducidad se la dí a un restaurador para no tener que tirarla cuando llegase la fecha.
Así que me encuentro con las peras y ya mentalizado para hacer este postre y veo que no tengo lo principal para teñir las peras, pero entre las cosillas que tengo, mi única neurona empieza a trabajar y me busca entre los productos que tengo para oficiar bombones y chocolatería, un colorante verde que se disuelve en alcohol, que junto con un aceite esencial de menta me sacarán del paso. 
Disuelvo el colorante en vino blanco, pelo las peras sin quitarle el rabito, en un cazo pongo vino blanco, le añado el colorante ya disuelto y unas gotas de aceite esencial de menta (todo esto se puede cambiar por crema de menta como lo hizo Viena en su excelente preparación).
Ya con el líquido de la cocción, al que había añadido dos cucharadas de azúcar, no me resta más que poner las peras a cocer, hasta que las puedo atravesar con un pincho sin que me opongan resistencia, es decir termino la cocción cuando me parece que están cocidas y a mi gusto

Este es el aspecto de las peras cuando salieron de la cocción.
Las peras iban acompañadas de una salsa de naranja, que yo la hice, con el zumo de 4 naranjas (unos 250 cc. de zumo), añdí unos 50 gramos de azúcar y una copa de buen cognac frances, (estoy en fase de liquidación de los espirituosos).
Di un hervor al zumo de naranja y la engorde con un poco de fécula de maíz disuelta en un poco de zumo que reservé para este fin. Cuando la salsa tuvo la consistencia de una papilla ligera, (tengan en cuaneta que engordará al enfriarse),
Puse una cantidad en el plato y una pera encima.
Las otras tres peras fueron emplatadas  juntas. El brillo final se lo he dado dejándoles caer una cucharada de salsa de naranja.
En este corte se puede ver como coloreó mi brebaje verde a la pera.

14 comentarios:

HuertaNavarra.com dijo...

Hola. ¿Cuál es la temperatura de servicio? A la vista parece que vas a encontrarte con un plato frío (de frigorífico) o cuando menos peras frías con salsa templada.

Apicius dijo...

Las tomé de las dos manera, templaditas están muy agradables ya que la menta le da frescor y frías también están bien.
Desde luego así se toman frías a temperatura ambiente, no a temperatura de frigorífico.
Saludos

Viena dijo...

Apicius que sorpresa y qué bonitas le han quedado, veo que de esta forma, todavía tienen más color que con el pipermint. Desde luego es usted un gran inventor, jejeje, y además de liquidación, me ha hecho gracia. yo no les pongo nada de azúcar, pero claro imagino que el licor les debe aportar algo. Me gusta mucho como lo ha hecho, de verdad.
Por cierto, nos han quitado ya la publicidad de los blogs en bulkpedia, creo que ha sido su correo, el mio y la movida que hemos montado, pero bueno, lo importante es que lo hemos conseguido. Ahora parecen los blogs, pero como en un buscador, sin publicidad. Hemos de felicitarnos por ello.
Un abrazo.

Carlos Egea García dijo...

¡Qué recuerdos me traen estas peras!
Todavía tengo su sabor en la boca de cuando las comimos como uno de los postres de la reunión de blogueros en casa de Viena.
Este es de los postres que no me importaría hacer. Supongo que me será más fácil con el licor de menta (siempre hay pipermint en casa, ya que es el licor favorito de Alicia).
En cualquier caso, muchas gracias Apicius por traer a mi mente aquellos agradables momentos en Alicante.
Saludos,
Carlos, de Vegetal... y tal.
http://vegetalytal.blogspot.com

Francisco Becerro dijo...

Geniales Apicius, qué buena interpretación de la receta de Viena.

Un fuerte abrazo para toda la parroquia de comentaristas.

Recetasparamishijos dijo...

Qué curiosas, dignas de un cuadro! Tengo una receta que las bañan en syrup de pomelo, bien oscuro, pero ese color verde contra el naranja es impresionante. Saludos,
Myriam

PILUCHI dijo...

¡que bonitas! precisamente estoy de concurso 100 seguidores y el ingrediente estrella es la pera.
Estaria genial tu participación.
Un abrazo

LA COCINERA DE BETULO dijo...

Qué color más extraordinario adquieren las peras y un brillo de lo más tentador.
Ha solucionado usted los problemas con el blog? Si es que cuando no es una cosa es otra.
Saludos.

Gabriela, clavo y canela dijo...

Quedó un postre extraordinario con un color muy llamativo.
Estuve leyendo las recetas anteriores que me perdí y todas son muy buenas, para quedar como reina..
saludos
Gaby

Apicius dijo...

Gracias a tod@s por sus visitas y dejar tan agradables comentarios.
Ya ha llegado la primera receta para el concurso,
No dejar para última hora el envío de sus preparados.
Saludos

Anónimo dijo...

El verde que encontró en su fondo de despensa para repostería posiblemente sea verde ácido brillante. Si es así tengo que decirle no está permitido en Estados Unidos, Japón o Canadá por darle algunos ejemplos ya que se desconce su posible toxicidad. En España puede usarse en algunos casos pero creo que la receta original con el pippermint es mas segura.
Saludos,
Cuchillero

Apicius dijo...

Muchas gracias Cuchillero por su aviso.
Los ingredientes de “Lache in polvere liposolubile” no son otros que el E-102 y E-133 del código alimentario permitido en la Unión Europea.
El E-102 es la tartracina que no es otra cosa que un colorante alimentario de color amarillo y en Estados Unidos tiene el código Amarillo 5 o Yellow 5 ( FDA-USA ).
El E-132 es el colorante Azul Brillante FCF.
Por supuesto que hay controversias en el uso de la tartracina y su ingesta máxima en España es de 7,5 miligramos por kilo de peso, es decir que está autorizado el consumo de medio gramo diario para una persona de 70 kilos.
Estos colorantes son utilizados en bebidas, purés instantáneos, patatas fritas, repostería, sopas instantáneas, helados, caramelos, chicles, mermeladas, yogur, gelatinas y muchos otros productos a base de glicerina, limón y miel.
Se usa también en el azafrán artificial. Se trata del colorante amarillo de las paellas y de diversas preparaciones de la cocina.
La cantidad de colorante que utilicé una décima de gramo, acabo de comprobar con un peso de precisión que tengo.
Reitero mi agradecimiento por su aviso.

Laurita dijo...

Qué me gustan estas peras! YO las hice no hace mucho en casa, sin la crema de naranja, y Pedro no poddía parar de comer. También puse dos membrillos y fue una grata sorpresa, tengo pendiente su publicación.

El buen cocinero se hace notar en estos avatares, con qué maestría ha solventado lo del licor de menta, además el verde es muchísimo más intenso que con el peppermint, aunque he de reconocer que el color verde fluorescente que deja este me atrae muchísimo.

Gracias a nuestra querida Viena...

Un beso.

Apicius dijo...

Gracias Laurita por su visita y comentario.
Todo el merito de esta preparación es de las buenas ideas que nos da Viena.
Saludos