domingo, 10 de mayo de 2009

Caracoles al estilo alavés en el día San Prudencio

Los que me seguís, desde hace tres años, os habréis dado cuenta que por estas fechas, concretamente el 28 de Abril, es casi obligado tener en la mesa un plato de caracoles, así que fiel a la tradición, el día de San Prudencio, Patrón de Alava, no faltaron en mi mesa.
En esta ocasión he empleado unos caracoles de granja, producción ecológica, (
en este enlace se puede ver una visita que hicimos a la granja Slow Food convivium Araba-Alaba en el pasado).
En esta ocasión los he preparado de la siguiente manera: He preparado un sofrito de cebolla, pimiento verde y un ajo sin picar, para luego quitarlo.
Los caracoles una vez sacados del frasco donde vienen conservados y ya cocidos, los oreo un poco y un poco del caldo de la conserva lo reservo para la salsa.
Otros de los ingredientes que configurarán la salsa, Jamón en tacos, Chorizo cortado así mismo en tacos y un poco de panceta ahumada. (Normalmente este último ingrediente no se suele utilizar).
Los pimientos choriceros que voy a utilizar en esta preparación los pongo a hidratar en un poco de agua caliente. Despues saco la pulpa y la añado a la salsa.
Con estos tomates haré una salsa de tomate al uso.
y estos perretxicos los añadiré a la salsa para que la aromaticen con su penetrante aroma.
Después de pochada la cebolla y el pimiento, añado los productos de chacinería y sigo rehogando.
La salsa de tomate una vez lista, la añado a lo anterior, así como la pulpa de los choriceros. Salpimento al gusto. Después de una breve cocción de todo lo anterior. Añado los caracoles, que no necesitan ser cocidos previamente ya que vienen cocidos en la conserva. Se revuelve todo, se añade un poco del caldo de la conserva, unas 4 cucharadas
y después de una breve cocción tendremos el plato listo para ser degustado. Si gusta se le puede poner un trozo de guindilla picante.
Presentación final de la preparación.
Como veis voy retrasado ya que este plato lo tengo para publicar desde el pasado día 28. Pero no se puede estar en misa y repicando.

2 comentarios:

Chesana dijo...

Tiene una pinta ese plato... pero sólo tengo un problema (no usted Apicius, si no yo personalmente): que no como un caracol ni muerta ni viva. De pequeña los "criaba" en mi patio y soy incapaz de probarlos siquiera, así que tendré que inventarme otro ingrediente. Pero el resto de verdad que dice "cómeme".

Saludos cordiales y un gusto venir por aquí.

Apicius dijo...

Hola Chesana:
Bastante normal es que no gusten los caracoles, claro que eso suele suceder hasta que se vence ese puntito que todos hemos tenido alguna vez.
En casa tampoco todos los comen.
Gracias por el comunicado y sobre todo por leerme.
Saludos