martes, 19 de febrero de 2013

Bombones de morcilla con crocante de almendra

Una manera de preparar unos bocados de morcilla muy agradables y a la vez útiles para una tapa.

Comenzamos salteando una manzana bien troceada con mantequilla.
Una vez la manzana salteada, añadimos la morcilla desmenuzada y 
cocinamos los dos productos juntos hasta que la morcilla esté a nuestro gusto. Hay que procuarar que la manzana quede lo más entera posible.
Cuando esté templado el conjunto manzana/morcilla, hacemos unas bolas y dejamos enfriar.
Preparamos los soportes de los bombones de morcilla, friendo unos discos de patata y otros de pan. Una vez preparados los soportes, en cada uno ponemos un disco de pimiento del piquillo confitado.
En un bol pondremos el granillo de almendra y en el rebozaremos las bolas de morcilla,
para que el granillo de almendra se adhiera, previamente habremos pasado la morcilla por huevo batido. 
Por último freímos los bombones de morcilla, hasta que el granillo se tueste ligeramente. 
Los bombones de morcilla listos para su degustación.
Código QR

4 comentarios:

Delicias Baruz dijo...

Me encanta la morcilla y así me parece un bocado exquisito. Un abrazo, Clara.

Gemma sal dorada dijo...

¡Qué bombon tan especial! Ideal para mí que no puedo comer chocolate. Me hago a la idea que es de choco, muy buena mezcla lo de las almendras. Cada día me sorprende.

Gracias por la aclaración del albedo
Un saludo afectuoso.

Inés dijo...

Muy rico, ya lo creo, aunque me parece demasiado trabajoso

Apicius Apicio dijo...

Gracias por visitar mi cocina y dejar un comentario.
Que pasen un buen día a pesar del gobierno.
Saludos