martes, 3 de mayo de 2011

Soldaditos de Pavía

Esta es la segunda vez que publico la ejecución de esta receta, la anterior fue hace 4 años y aunque los suelo hacer con más frecuencia no es cosa de marear a los lectores con las mismas recetas.
Para esta receta he utilizado un trozo de bacalao desalado. 
(Algo de historia inconclusa en este enlace)
Corto el bacalao en bastoncillos, procurando, si se detectan, quitar las espinas. Con el cuchillo se suelen notar, inclusive las más pequeñas. Los bastoncillos los corto con la piel de bacalao, que servirá para que este no se desarme.
La pasta de freír la haremos con agua infusionada con azafrán, para que los soldaditos nos salgan bien amarillos.
Una vez la infusión lista la enfriamos, cuanto más fría mejor, yo la suelo poner a punto de congelación.
Mezclamos harina de trigo hasta obtener una pasta, parecida a un puré.
Si nos interesa obtener una cobertura gruesa, la pasta de freír deberá de ser compacta y jugando con más o menos fluidez de la pasta de freír obtendremos fritos con más o menos cobertura, pero siempre esta será crujiente.

El éxito de estas frituras es que la pasta de freír esté bien fría, cuanto más mejor. Yo a la pasta de freír nunca le pongo, leudantes, polvos de hornear, cerveza, etc. aunque nada pasa si gusta poner un ingrediente de este tipo.
La pasta de freír la tenemos que mezclar bien, que no tenga grumos.
En esta pasta iremos impregnado los soldaditos y a la sartén con el aceite de oliva virgen extra bien caliente.

Esta pasta de freír sirve para toda clase de fritos, es una más a utilizar si se quiere. (No hice fotografía de la pasta de freír)
Los soldaditos de Pavía, tomando un baño de calor para que salgan bien fritos y de buen color.
Ya fuera de la sartén ponemos sobre cada soldadito de Pavía una tirita de pimiento del piquillo, que representa las listas rojas que llevaban en el uniforme. La cobertura tiene que quedar etérea y crujiente.

9 comentarios:

Domi dijo...

Pues está muy bien que repitas las recetas de vez en cuando porque así los que nos hemos unido a tímás tarde podemos conocer tus recetas. Estos soldaditos tienen un aspecto riquísimo así es que es muy pero que muy posible que los haga uno de estos día. Un saludo.

SUNY SENABRE dijo...

Es una delicia, además de sencillo. El bacalao frito queda riquísimo.

Besos,

Roció y Jose Manuel, "lasrecetasdetriana.blogspot.com" dijo...

Alucinantes, el bacalao me encanta, probare tu receta aunque en casa el azafrán no gusta mucho...asi me como las pavias yo solo.
Besos

Carlos Egea García dijo...

Te podrás imaginar, amigo Apicius, que yo no como Soldaditos de Pavía. Pero no he podido evitar entrar y dejar mi comentario ya que me traen recuerdos de infancia y de día festivo. En casa éramos 12, con lo que elaborar este tipo de platos se reservaba para fiestas señaladas. Por eso (aunque a mí no me gustaron nunca mucho) los Soldaditos de Pavía para mi son una evocación muy agradables.
Gracias.
Carlos,, de Vegetal... y tal.
http://vegetalytal.blogspot.com

LA COCINERA DE BETULO dijo...

Exquisitos y infusionar el agua con el azafrán me parece muy buena idea.
Saludos.

Viena dijo...

La infusión del azafrán es la enseñanza principal, pero no se queda atrás la forma de elaboración, mostrándonos como quedan crujientes y perfectos y remarcando la importancia de que la pasta esté bien fría.
¿Nunca ha pensado en publicar un libro con sus recetas Apicius? La cantidad que tiene y lo bien explicadas y lo auténticas que son, yo creo que bien lo merecería.
Un abrazo.

lola dijo...

buenisimos, antes en Almeria habia un bar precisamente en la Plaza de Pavia que ponian esta tapa buenisima


¡¡besos¡¡

Gabriela, clavo y canela dijo...

Como se antojan solo de verlos! Seguro ese toque de azafrán lo hace más rico aun..
saludos

Apicius dijo...

Gracias a tod@s por visitar mi cocina y dejar un comentario.

Domi, en el índice de recetas tiene todo lo que he editado hasta el momento.

Me alegro Carlos, que aunque no los coma, le evoquen viejos recuerdos.

Viena, no lo he pensado y tampoco creo que lo haga.
El motivo, para escribir un libro, hay que depurar muchas cosas comenzando por la fotografías, que no son muy buenas, la redacción, etc... etc. y además no me encuentro con ganas.
Ahora parece que ha entrado a los bloggeros el virus de escribir un libro, como ya lo han hecho varios y otros están en camino.

Reitero el agradecimiento a todos los que han dejado un comentario aunque no los nombre individualmente.

Saludos